‘Acoso en las redes sociales’, por @aguedabayarri

Águeda Bayarri

Últimamente mis artículos estaban siendo un poco “ego “, hablando de mí, de mis amigas, mis experiencias y vivencias. Con este, vuelvo a opinar. Opino sobre algo que no me gusta, el acoso.

La semana pasada cumplió 18 años Andrea Janeiro, la hija del torero Jesulín de Ubrique y de la colaboradora de televisión Belén Esteban. Por fin le veíamos la cara a Andreita, como la llamaba su madre. Andrea se ha hecho famosa por accidente, por ser hija de personajes públicos. Ella no lo ha elegido, mientras era pequeña, sus padres eligieron por ella y ahora que es mayor, ha decidido ser anónima. A pesar de las advertencias de su madre, el día de su cumpleaños tenía una legión de reporteros gráficos en la puerta de su casa y del local donde daba una fiesta. Como periodista, entiendo el interés que despertaba la imagen de Andrea sin pixelar. Lo que no entiendo, es la cantidad de críticas e insultos que recibió en las redes sociales donde hasta la Policía tuvo que intervenir, y me pareció perfecto. Esas cosas se tienen que cortar de raíz.

Pero seguimos. La modelo Malena Costa ha sido madre por segunda vez. Repito, modelo. Tiene 26 años y dos hijos. Poco más de una una semana después de dar a luz a su segundo hijo, se fotofrafió en biquini y subió la foto a las redes sociales. Recibió un aluvión de críticas por su rápida recuperación. Ser madre joven, tener un físico privilegiado, una adecuada alimentación, hacer deporte y tener una rápida recuperación, ha sido motivo de crítica.

Por último, Tania Llasera. A la presentadora de televisión no es la primera vez que la critican por su físico y respondió a un tweet con la siguiente frase: “la belleza no lo es todo, no da la felicidad”.

Ante este aluvión de opiniones negativas, de insultos que si vas por la calle nadie te propina porque no se atreven, pero que en las redes sociales muchos se envalentonan y creen que tienen impunidad y derecho a opinar sobre todo y todos, sin educación, ni clase, ni gusto, ni respeto…la crítica siempre es negativa, me pregunto: ¿ tan guapos son los que critican?, ¿ y tan perfectos ?, ¿ quién decide lo que es correcto ?, ¿ y lo que es bello ?, ¿ acaso no son envidias ?, ¿ hace sentir felices y mejores insultar a los demás ?, ¿ y criticar por criticar ?, ¿ son las propias frustraciones las que hacen desmerecer al resto ?.

Observando estas realidades, me doy cuenta que queda mucho por hacer, que hay muchas clases de acoso y que nadie se salva de sufrirlo. Por muy hija de famosos, modelo o presentadora de televisión que seas, nadie. Y creo que como en casi todo, la base está en la educación y en el respeto.