Alerta por el macabro juego de la ‘Ballena Azul’ que incita al suicidio entre menores

El peligroso juego de la Ballena Azul ha llegado a España. Se trata de un siniestro desafío que, a través de las redes sociales, invita a niños y adolescentes a superar 50 pruebas, una por día, como maratones de varios días sin dormir viendo películas de terror; autolesionarse tatuándose con un cuchillo una ballena en la piel o buscar un rascacielos para lanzarse, ya que con cada nivel aumenta la dificultad hasta el suicidio.

Según el medio ruso Siberian Times, este macabro reto empezó en Rusia, en especial en la red social Vkontakte (Vk) y que podría haber causado más de 130 suicidios entre adolescentes que lo practicaron.

El fenómeno se extendió rápidamente a través de internet y de las redes sociales. La BBC informa que hay grupos en español que tienen más de 15.000 miembros, pero también los hay en inglés, portugués, francés, ruso y otros idiomas, tanto en Facebook como en YouTube, Twitter y otras redes sociales. Autoridades de diversos países de Sudámerica han iniciado importantes campañas de concienciación para alertar a los jóvenes de los peligros del juego.

En España, una joven ha sido ingresada en un hospital de Barcelona después de que su entorno alertara de que había comenzado a jugar a la ‘ballena azul’. La joven de 15 años está ingresada en la Unidad de Psiquiatría.

Los adolescentes reciben mensajes en su teléfono o en perfiles de Facebook para unirse a grupos cerrados y poder participar en el juego. Los líderes o ‘curadores’, como se llaman los coordinadores, suelen ser adolescentes con perfiles falsos o personas que viven en otros países, sin ninguna relación con los participantes, y que mandan los mensajes con las pruebas a las 04.20 horas de la madrugada (hora local).

Los participantes deben superar una prueba por día entre las que se encuentras autolesiones (cortes en brazos y piernas, pinchazos…), privación de sueño (quedarse despierto a las 4:20 o despertarse a esa hora), ver vídeos de terror o visitar sitios como azoteas, vías de tren… A los jugadores se les denomina “ballenas azules” y en otras pruebas tienen que interactuar entre ellos o con su guardián.

En la prueba 26 del listado, el guardián indica al participante la fecha de su muerte. Después, hay una prueba que se repite durante 19 días y es una síntesis de las anteriores: consiste en despertarse a las 4:20, ver los vídeos de terror que el curador indique, hacerse un corte y hablar con otra ballena azul. La prueba 50 es “saltar de un edificio alto, tomar su propia vida”.