Alfonso Grau ordenó facturas falsas para financiar el partido, según un ex-asesor

Este lunes se ha levantado el secreto del Sumario de la pieza que instruye el conocido como Ritagate que revela, entre otras cuestiones, la declaración ante la Guardia Civil de Jesús Gordillo, un ex-asesor del ex-vicealcalde, Alfonso Rus, que asegura que éste ordenaba el cobro de facturas falsas para pagar gastos electorales del Partido Popular, lo que deja en evidencia a quien fuera mano derecha de Rita Barberà. Gordillo declaró ante el UCO que “Alfonso me entregó 350.000 euros en billetes de 500 e hizo que fuera a cobrar un cheque de 150.000 euros”. Este ex-asesor fue uno de los hombres fuertes de Grau, a quien obedeció en todo momento porque “ese era su trabajo” y porque pensaba que era “una persona honrada”, como se señala en el Sumario. Gordillo fue, primero, la persona de confianza en las empresas del ex-concejal y, posteriormente, en el Ayuntamiento.

La relevancia de esta declaración está en el hecho de que, hasta ahora, se había implicado a Grau en la financiación irregular de las campañas del PP en 2011, y con esta declaración de Gordillo, también se incluye la cita electoral de 2007. El fiscal del caso —se conoce también en el sumario— encuentra “una dinámica delictiva” en la actuación del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia y también “un firme propósito de actuar al margen de la legalidad” para financiar ilegalmente al partido durante la campaña electoral de 2007 de Rita Barberá a la alcaldía de cap i casal.