Urdangarín no irá a la cárcel, no pagará fianza y podrá vivir en Suiza

Finalmente, Iñaki Urdangarín no irá a la cárcel de inmediato y, además, podrá vivir en Suiza, donde ahora mismo reside. Las tres magistradas de la Audiencia de Palma que llevan el ‘Caso Nóos’ ya han emitido las circunstancias que regirán en la ‘libertad provisional’ del marido de Cristina de Borbón, hermana del Rey Felipe VI. Además, la Audiencia de Palma ha decidido que no impedirán que el matrimonio pueda vivir en Ginebra. También le han retirado la fianza de 200 mil euros que el Fiscal, Pedro Horrach, había pedido horas antes. Tampoco le ha retirado el pasaporte, por lo que puede salir del país.

Eso sí, al contrario de lo que dictaba el fiscal, la Audiencia sí que ha fijado unas medidas preventivas para Iñaki Urdangarín, a quien obligará a comparecer una vez al mes en un Juzgado de Ginebra, como medida cautelar y de control. Además, tendrá que informar al juzgado de todos los movimientos, tanto de viajes como posibles modificaciones en su residencia.

Torres, sin pasaporte
Diego Torres, socio de Urdangarín en el ‘Caso Nóos’ también ha visto como la Audiencia ha fijado las condiciones de su libertad provisional. Al ex-gerente se le ha retirado el pasaporte y, por tanto, no podrá salir del país. También, se le ha retirado la fianza de 100 mil euros, que había solicitado el fiscal Horrach horas antes. Diego Torres tendrá que comparecer los días 1 de cada mes en el juzgado más próximo a su domicilio. Tiene que informar de todos sus movimientos y cambios de residencia.

La sentencia

Iñaki Urdangarin fue declarado autor responsable de un delito continuado de prevaricación en concurso medial con un delito de falsedad en documento público y con un delito de malversación de caudales públicos, un delito de fraude a la Administración Pública, un delito de tráfico de influencias y, por último, a un delito contra la Hacienda Pública, por el que se le condena a 1 año de prisión y a una multa del duplo de la cantidad defraudada (253.075,30 euros). En total, fue condenado a 6 años y 3 meses de prisión, 7 años y un mes de inhabilitación especial y una multa de 512.553,68 euros.

Por su parte, el socio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, fue condenado por la Audiencia de Palma a ocho años y medio de prisión por cinco delitos de corrupción cometidos como corresponsable del Instituto Nóos. Es la pena más alta de las fijadas en la sentencia del caso, en el que Urdanagarin ha sido condenado a seis años y tres meses de cárcel, así como al pago de una multa de 512.553 euros.