Archivada la querella por prevaricación contra el concejal, Carlos Galiana

El juzgado de instrucción 16 de Valenciana ha decidido el sobreseimiento de la querella presentada contra el concejal de Mercados del Ayuntamiento de Valencia, Carlos Galiana, por parte de un vendedor del Mercado Central que le acusaba de ‘prevaricación’ por firmar la renovación de la concesión de puestos en dicho recinto por períodos de sesenta años. El demandante estimaba que la concesión no debía superar los veinte años de concesión. “Entendemos que no existe delito de prevaricación”, concluye el auto, según ha publicado este viernes el diario La Razón.

Según el auto, en el caso se plantea una “previa resolución de extinción de la concesión que causa un gravamen al administrado y ante una resolución de rehabilitación que no es contraria al ordenamiento jurídico”. El juzgado, añade el acto, concluye que “no vemos indicio alguno de prevaricación a la hora de resolver como se hizo”. En este caso, la juez coincide con la petición de la Fiscalía, que también propuso su sobreseimiento.

El auto también incide en la actuación de la corporación municipal no se circunscribe a la gestión del actual equipo de gobierno, puesto que “el Ayuntamiento de Valencia ha remitido relación de expedientes de rehabilitación de licencias por pago de la cuotas desde el año 2012”, por lo que concluye que la actuación de los responsables de Mercados “no es insólita” ni “producto de la voluntad arbitraria de un nuevo equipo municipal”, ni que la resolución favorezca a “determinado administrado en detrimento de los demás”.

La juez no entra en si esa práctica es “conveniente” para la finanzas municipales porque “no es materia de derecho”.