Barack Obama se despide emocionado con su conocido mensaje: “Sí se Puede. Sí pudimos”

Con el mismo mensaje ‘Yes, We can’, que le aupó a la presidencia de los Estados Unidos y ser el primer presidente negro de la historia de América, Barack Obama, cerraba con un “Sí pudimos” su discurso de despedida antes de ceder oficialmente el testigo al nuevo presidente electo, Donald Trump.

El lugar de su despedida también tenía su simbología. El centro de convenciones McCormick, en Chicago, la ciudad donde “todo empezó”, allí donde Obama desarrolló su trayectoria política y celebró sus victorias electorales en 2008 y 2012. “Aquí fue donde aprendí que el cambio sólo ocurre cuando la gente común se involucra y camina junta para exigir ese cambio”, afirmó el presidente saliente ante las miles de personas presentes.

Obama se ha despedido agradeciendo a Estados Unidos y a todos los estadounidenses de los que ha “aprendido cada día” y gracias a los cuales ha logrado convertirse en un “mejor presidente”. “Y me hacéis una mejor persona”, ha iniciado.

El presidente ha señalado que el “cambio sólo ocurre cuando la gente común se involucra y camina junta para exigir ese cambio”.

En sus palabras destacó los principales logros de su mandato en política exterior como el deshielo de las relaciones con Cuba, “el fin de la tortura” con el cierre de la prisión militar de Guantánamo, el acuerdo nuclear con Irán y la lucha contra el Estado Islámico. El todavía presidente ensalzó haber logrado atajar la recesión económica, aprobar el matrimonio igualitario e impulsar una reforma sanitaria que ha permitido acceder a la sanidad a cerca de veinte millones de ciudadanos estadounidenses.

El presidente saliente también ha dedicado unas emotivas palabras a su esposa, Michelle Obama, y a sus hijas, Malia y Sasha, la primera de ellas, presente en el acto, junto a su madre.

“Michelle, durante los últimos 25 años has sido no sólo mi esposa y madre de mis hijas, sino mi mejor amiga”, ha afirmado, antes de subrayar el papel que la primera dama ha tenido en las nuevas generaciones, “que apuntan más alto” porque, ha señalado, la tienen a ella de “modelo a seguir”.