Berizzo, la principal alternativa a Voro para el banquillo del Valencia

Se llama Eduardo Berizzo, conocido como el Toto Berizzo desde su época de jugador. Parece la apuesta con más números que tiene en estos momentos el Valencia CF para el banquillo de la próxima temporada, siempre que no acuerden la continuidad del actual técnico, Voro González, cuyos números y apoyo del vestuario avalaría una posible continuidad.  Este parece ser el deseo del director deportivo, José Ramón Alexanco, según ha señalado hoy el portal Plaza Deportiva, que anuncia contactos “serios” con el técnico argentino.

Mateo Alemany, nuevo director general, dijo en su presentación que hasta el final de temporada no se decidirá quién será el entrenador. Pero el club, es obvio, trabaja en el nuevo proyecto deportivo. El dirigente mallorquín también reveló hace días que tenía “un sitio en el club” para Voro, pero no especificó cuál, dando entender además que su opción para el banquillo no era muy sólida.

Y Berizzo es una de las opciones que llevan sobrevolando la actualidad valencianista en las últimas semanas. Sus circunstancias alimentan este hecho. El Toto Berizzo no ha renovado todavía por el Celta, con quien tiene contrato hasta final de temporada. Además, el técnico, que visitó hace escasas fechas Mestalla, tampoco ha dicho ni que sí ni que no. En Vigo quieren renovarlo, pero son conscientes que el preparador argentino tiene un buen cartel. Incluso, se habla de algún gran club europeo. Lo cierto es que, en estos momentos, se presenta como la opción con más números ya que otros nombres surgidos como el de el ex entrenador del Villarreal, Marcelino García Toral u Oscar García Junyent, con menos experiencia, parecen haber quedado en un segundo término.

En el caso de que el técnico argentino sea el elegido, es muy probable que no se conozca hasta que no concluya la temporada con tal de no interferir ni la marcha de su actual club,  ni tampoco la linea del Valencia que, tras las tres últimas victorias consecutivas, se ha consolidado en la zona tranquila de la clasificación.