Condenada por estafar 30.000 euros a un discapacitado a través de una línea erótica

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Bizkaia ha condenado a 18 meses de prisión a una mujer que trabajaba en una línea erótica y que enamoró a un discapacitado vizcaíno conscientemente para estafarle casi 30.000 euros.

Fue en el verano de 2010 cuando la acusada y el hombre se conocieron a través de la referida línea y cuando ella se percató de que padecía algún tipo de retraso mental se aprovechó de esta circunstancia y le convenció para que le enviase dinero.

La acusada deberá indemnizar a la víctima con 29.887 euros más los intereses devengados.