Denuncian a un pub de Lleida por impedir la entrada a jóvenes con síndrome de Down

“Queremos manifestar nuestro malestar ante estos hechos y apoyar a todas las personas de nuestra entidad que se han visto vulnerados sus derechos y han vivido en primera persona esta grave discriminación”. Así lo denuncia ‘Down Lleida’ en un extenso comunicado en el que describen los que sucedió en un local de ocio nocturno de Lleida, en el que se va impedir la entrada a un grupo de jóvenes con Sindrome de Down. La razón de esta denuncia está en el hecho de que no era la primera vez que sucedía y, al final, se ha procedido a la denuncia, que ha contado con muchas muestras de apoyo a la asociación y a los jóvenes afectados. Así denunciaba ‘Down Lleida’ esta situación a través de su cuenta de Twitter.

Según el comunicado, “los hechos tuvieron lugar en el pub Fissure del carrer Alfred Perenya, cuando un grupo de personas con síndrome de Down y otros discapacitados intelectuales, acompañados de técnicos de la Down Lleida, quiso acceder al local. La primera razón para evitar la entrada era que se estaba celebrando “una fiesta privada”, como había pasado días antes. Pero uno de los técnicos pudo entrar al local sin problemas pero, cuando el resto quiso hacer los mimo “se les impidió entrar diciendo que personas como ellos no podían acceder”, reza el comunicado.

Así, los afectados y los técnicos pidieron una hoja de reclamaciones, “que tardaron en traérnoslo” y, cuando quisieron entregarlo a los responsables del local, éstos se negaron a recogerlo alegando “la presencia de los Mosos d’Esquadra” (Policía Autonómica)

La Junta Directiva de Down Lleida ha anunciado que presentará una denuncia ante l’Agencia Catalana de Consumo y la Fiscalía Provincial de Lleida por la vulneración de los derechos de las personas con capacidad intelectual recogidas en la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Dicapacidad de la ONU, i ratificada por España en 2007.

Al parecer, los responsables del local se habían quejado en algunos medios que este grupo acudía “todas las semanas a su local”, a lo que Lleida Down señala que “el grupo realiza salidas de ocio de forma periódica” y que, dentro de las mismas, está la entrada a diferentes locales que consideran que tienen “el mismo derecho a hacerlo que cualquier persona de la ciudad”.