El Gobierno aprueba los Presupuestos 2017 que bajan el IVA cultural excepto al cine

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, que incluye una Oferta de Empleo Público (OEP) histórica de 67.000 plazas para este año y otras 250.000 de conversión de interinos a fijos en tres años, junto con una subida salarial del 1% para los funcionarios, entre otros aspectos.

La aprobación de los Presupuestos para 2017, que tendría que haberse producido el verano pasado, se pospuso debido a la incapacidad presupuestaria del Ejecutivo por su situación de interinidad ante la falta de apoyos en el Parlamento para formar Gobierno.

Es por ello que el Consejo de Ministros también ha aprobado un decreto para habilitar ya una partida destinada a que los sectores con necesidades más urgentes, como son Educación, incluido el ámbito universitario, Guardia Civil y Policía Nacional, puedan convocar inmediatamente plazas de reposición del 100% y para permitir que las comunidades autónomas puedan habilitar la conversión de las plazas de interinos en estos ámbitos, sin tener que esperar a la tramitación parlamentaria de los Presupuestos.

Por otra parte, el Consejo de Ministros ha dado el visto bueno también a la bajada del IVA de los espectáculos en directo, como los conciertos, el teatro, la danza o los toros, del actual 21% al 10%. Cabe recordar que el Gobierno subió el IVA del 10% al 21% al sector cultural en 2012.

Para hacer las cuentas de 2017, el equipo económico del Gobierno ha partido de un límite de gasto no financiero del Estado de 118.337 millones de euros, conocido como techo de gasto, exactamente la misma cifra que lo finalmente ejecutado en 2016.

El Gobierno no contempla la posibilidad de que se puedan llegar a efectuar cambios relevantes en las principales partidas del proyecto de Presupuestos durante su tramitación parlamentaria.

Aumentos en determinadas partidas

El acuerdo de investidura entre el PP y Ciudadanos para los Presupuestos de 2017 se divide en dos grandes bloques: medidas para recuperar la clase media y trabajadora, a las que se destinarán 1.945 millones de euros, y reformas para un nuevo modelo económico, con una previsión de 2.142 millones de euros. En total suman 4.087 millones de euros, lo que supone un aumento de 322 millones respecto al compromiso que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asumió a finales de 2016 con el líder de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, a cambio de que la formación naranja votara a favor del techo de gasto en el Congreso.

Según el pacto alcanzado entre el Ejecutivo y Cs para la aprobación de los Presupuestos, el Gobierno asumirá una de ingresos de 480 millones de euros por extender la tarifa plana para los nuevos autónomos hasta los primeros doce meses de cotización y la puesta en marcha del complemento salarial de 400 euros durante seis meses para jóvenes menores de 30 años de bajo nivel formativo que desarrollen una actividad formativa, con una partida de 500 millones de euros.

También se contempla el aumento de los presupuestos de la Agencia Tributaria en 100 millones de euros para reforzar los medios de lucha contra el fraude y del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) en unos 5 millones, así como un alza de 4,7 millones del presupuesto de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AiReF) para la revisión de gasto integral de las administraciones publicas.

Otro de los compromisos adquiridos entre ambas formaciones que se verá plasmado en las cuentas de 2017 es la ampliación de la cobertura a parados de larga duración, para los cuales se destinarán 258 millones de euros en programas de activación y reorientación, en tanto que las administraciones autonómicas recibirán 1.200 millones de euros para la formación del empleo.

Junto a la aprobación de los Presupuestos, el Consejo de Ministros ha acordado la actualización del cuadro macroeconómico, que mantendrá la previsión de crecimiento del 2,5% para este año, si bien mejorará las previsiones de paro para este ejercicio, tal y como adelantó esta semana el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien señaló que se revisará en seis décimas a la baja la previsión de la tasa de paro para este año, pasando del 17,6% al 17%, con una estimación de que se creen más de 500.000 puestos de trabajo.

Dado que en el proyecto de Presupuestos no se pueden incluir nuevas figuras impositivas, el Ejecutivo no incluirá en las cuentas el nuevo impuesto de bebidas azucaradas ni los medioambientales anunciados a finales del año pasado, cuando aprobó no obstante una subida fiscal para recaudar este año 7.500 millones de euros más.

Las fechas para su aprobación parlamentaria

Tras el ‘ok’ por parte del Gobierno en el Consejo de Ministros, las cuentas públicas entrarán en el Parlamento el próximo martes, 4 de abril, y se prevé que la votación de las enmiendas a la totalidad se produzca en la primera semana de mayo. Si se supera ésta, el proyecto de Ley pasará a la Comisión de Presupuestos, donde se producirán las comparecencias de los secretarios de Estado de cada Ministerio y concluirá con un dictamen tras debatir las enmiendas.

La votación del Presupuesto por secciones una vez incorporadas las enmiendas, podría producirse la última semana de mayo. Si el Gobierno logra que sus cuentas superen esa votación, las cuentas pasarán al Senado donde el PP tiene mayoría absoluta.

Tras este trámite, el Ejecutivo espera que el Congreso apruebe definitivamente los Presupuestos la tercera semana de junio y las cuentas de 2017 vean la luz.