El PP abandona el pleno de Les Corts tras una bronca por la enseñanza concertada

Bronca monumental en el Pleno de Les Corts a cuenta de la política educativa. Después de la manifestación del pasado sábado en Valencia en la que unas 40.000 personas apoyaron la libre elección de centro como base argumental para defender la escuela concertada, y de las declaraciones de los miembros del gobierno valenciano reduciendo a anécdota la eliminación de lineas de bachiller en estos centros, este jueves la polémica ha llegado a Les Corts, con una sesión muy tensa y dura en la que se han cruzado acusaciones y que ha acabado con el abandono del hemiciclo por parte de los diputados del Grupo Popular.

El momento en el que el Grupo Popular ha decidido abandonar el hemiciclo ha sido cuando el protavoz de Compromís, Fran Ferri ha dicho, refiriéndose al PP, que “ahora llevan camisas blancas cuando gobernando tenían ladrones de guante blanco”.

El PP había subido a su cuenta de Twitter una foto con la protesta desde sus escaños en contra de la política del Gobierno Valenciano y defendiendo la ‘Llibertat Educativa’:

El cruce de declaraciones entre el conseller de Educación, Vicent Marzà, el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la portavoz del Grupo Popular en les Corts, Isabel Bonig, ha acabado en bronca y con el abandono de sus sitios por parte de los diputados populares. Los portavoces de los grupos que apoyan al gobierno y el propio ejecutivo han utilizado los casos de corrupción como arma arrojadiza —”algunos se han de vestir de blanco para blanquear su corrupción”, ha dicho— mientras que el PP ha defendido el principio de libertad educativa en la elección de centros educativos y ha acabado acusando al conseller de ‘radical: “jamás un miembro del gobierno se ha comportado así”, concluyó en plena bronca parlamentaria.

Los diputados del Partido Popular han acudido al pleno con indumentaria blanca en sus camisas o camisetas, y unos carteles en los que se leía: ‘Llibertatat educativa’, el mismo lema que han hecho llegar a la tribuna de oradores de Les Corts, pero en este caso en forma de camiseta, que han entregado al president de la Generalitat, Ximo Puig, previa a la bronca final que ha acabado con dicho abandono