El PP critica el “sectarismo” de Ribó que “pone en peligro las cruces de mayo”

La decisión del alcalde de Valencia, Joan Ribó, de subvencionar con 11.400 euros la trigésima edición de la “Trobada de Centres d’Ensenyament en valencià” –que organiza Escola Valenciana el próximo domingo– demuestra según el presidente de la gestora del PP en la ciudad de Valencia, Luis Santamaría, el “sectarismo ideológico que practica el alcalde a la hora de utilizar los recursos públicos”.

Ha recordado que Escola Valenciana se ha convertido en “una fuente inagotable de polémicas”. La última fue la “burla” contra la ex alcaldesa de la ciudad Rita Barberá en una falla plantada en la ciudad de Barcelona que obtuvo una “crítica generalizada”.

Previamente ha realizado actividades en colegios donde “se adoctrinaba a los niños contra políticos del PP mediante cartelerías y juegos de dardos” en actuaciones que llegaron incluso a manos de la Fiscalía, por vulnerar los derechos fundamentales de los más desprotegidos de la sociedad, como son los niños.

También esta asociación ha pedido dinero en los colegios públicos, con sobres a nombres de los alumnos, para que los padres “aportaran cuatro euros para el evento del próximo domingo”, ha explicado. Santamaría considera a Escola Valenciana como “parte fundamental de la ingeniería de transformación social que el tripartito está diseñando y llevando a cabo desde las escuelas”.

Recortes injustificados

Frente a ello, Ribó ha decidido “recortar de 54.000 a 15.000 euros” la subvención a Lo Rat Penat, dejando a esta institución valencianista centenaria en una precaria situación. Fruto de ese “sesgo ideológico” Ribó ha puesto en peligro la celebración de la tradición de las cruces de mayo en la capital del Turia.

Y es que Lo Rat Penat es la entidad que organiza el concurso y realizaba aportaciones económicas tanto por la participación como por los premios a las mejores creaciones que, en esta edición, tiene imposible conceder.

Luis Santamaría ha denunciado el “sinfín de intentos de Ribó por menospreciar las tradiciones valencianas” y el de las cruces de mayo es “uno más”. Las asociaciones vecinales, religiosas y las comisiones falleras que participan en este concurso se han conjurado para mantener viva la tradición, pese a las trabas que pone la actual Administración local, y el presidente de la gestora les ha mostrado su “total apoyo”.

Defender nuestras tradiciones

El dirigente popular ha lamentado que Ribó esté “obsesionado” con intentar “destruir todo lo valenciano y tensionar la convivencia en la ciudad”. La prohibición de los toques de campana en la ciudad; la no entrada de la Real Senyera en la Catedral durante la celebración del 9 d’Octubre; la implantación de una cabalgata alternativa a la de los Reyes Magos; y la intentona de deslucir la ofrenda floral a la Virgen de los Desamparados durante las fiestas de las Fallas con conciertos musicales son sólo alguna de estas actuaciones del alcalde.

El presidente de la gestora del PP de la ciudad de Valencia ha asegurado que “nuestro partido dará la cara para que se mantengan vivas todas nuestras tradiciones y protegerlas de estos ataques”, y ha recordado que alguna de estas decisiones de Ribó y de sus socios de gobierno han sido “afortunadamente desactivadas por la presión que ha ejercido el PP en combinación con los colectivos afectados”.