El rector de la Universidad de Murcia se ofrece para mediar en el conflicto entre AIDMUR y la Consejería

El rector de la Universidad de Murcia, José Orihuela Calatayud, se ha ofrecido a mediar en el conflicto que mantiene AIDMUR y la Consejería de Educación del Gobierno Regional en relación con la convocatoria de oposiciones que, una vez más el colectivo ha denunciado. Así lo ha remitido la asociación de interinos en un comunicado en el que han vuelto a trasladar su malestar por el “veto” que la consejera de Educación, María Isabel Sánchez Mora, tiene para con este colectivo a quien, aseguran, “se niega a recibirnos”

Por eso, “desde AIDMUR esperan que el Rector “nos ayude a normalizar unas relaciones que deben servir para mejorar nuestro sistema educativo, si bien recordamos que la consejera rechazó la oferta de mediación realizada por Ciudadanos hace pocos meses”, añaden los representantes de los interinos en su comunicado. .

Catastrófica y esperpéntica gestión de la convocatoria de oposiciones
Tras las noticias de las últimas horas, en las que la propia consejera de Educación manifiesta las dudas existentes sobre la legalidad de una eventual convocatoria de oposiciones, que sigue defendiendo, a pesar de que casi todas las comunidades autónomas ya han manifestado que no van a convocar o que solo lo harían de unas pocas especialidades, tenemos que manifestar nuestra perplejidad ante una gestión tan catastrófica de un asunto tan serio. Es esperpéntica una situación en la que a finales de febrero no exista certeza sobre la seguridad jurídica de una convocatoria que no tiene aprobada ni la Oferta de Empleo Público, y que la mayoría de la comunidad educativa rechaza por motivos ya explicados suficientemente.

Cabe añadir que los argumentos esgrimidos por la consejera de armonización con las CCAA limítrofes y la evitación del efecto llamada se han caído estrepitosamente. Desde AIDMUR, además, rechazamos que las administraciones estén jugando con un tema tan serio y tengan secuestrados a miles de aspirantes con sus intereses partidistas. Por esa razón, volvemos a insistir en que Sánchez Mora deje de hacer el ridículo y retire sus intenciones de convocar unas oposiciones que no contentan a nadie y que supondrían un gravísimo perjuicio para los aspirantes de la Región.