El Sindicatos de Docentes de Murcia plantea una mesa de trabajo sobre oposiciones e interinos

El portavoz del Gobierno y Ministro de Educación y Cultura Íñigo Méndez de Vigo, anunció hace unos días en TVE que el próximo día 31 de marzo se aprobará un Real Decreto que permitirá la convocatoria de 250.000 plazas de empleados públicos en los próximos tres años. Por otro lado, también se ha llegado a un acuerdo para la mejora del empleo público del Ministerio de Hacienda con las OOSS en relación al personal al servicio de las administraciones públicas que se elevará a la Mesa General de negociación en el que hay un compromiso de reducir la interinidad de un 23% a un 8% en los próximos años.

Uno de los sectores más afectados por este anuncio es el sector educativo en el que existe un 30% de interinidad, en parte debido al abuso y mal uso que se ha dado a esta figura, todo ello por no realizar la oferta de empleo público realmente necesaria.

Desde el Sindicato SIDI creemos que a pesar de que el anuncio llega tarde, y en muchas comunidades como la de la Región de Murcia ya se ha decidido no convocar oposiciones docentes en 2017, que es un buen momento para dar estabilidad a los interinos que llevan prestados muchos años de servicio y que han realizado su labor durante este periodo con una gran profesionalidad a pesar de no tener estabilidad alguna y de ir cambiando de centro año tras año, e incluso mes a mes. El SIDI considera que se debe poner en valor esta experiencia como en cualquier otra empresa y no tirar por tierra el valor añadido que esto supone para la calidad educativa de la enseñanza pública.

Por todo lo anteriormente expuesto el SIDI entiende que es el momento idóneo para crear una Mesa de Trabajo a nivel Estatal donde se busque el consenso para en un primer momento convocar unas oposiciones en las que se recompense a los interinos que tan maltratados han sido por la administración estas últimas décadas con unas oposiciones en las que se prime la experiencia y a su vez planificar un nuevo modelo de acceso a la función pública que sustituya al actual que se ha demostrado puramente memorístico y que no se corresponde con las actuales necesidades más prácticas y vinculadas a trabajo en el aula, alcanzar un acuerdo en este sentido e incluirlo dentro del Pacto por la Educación debe de ser uno de los temas a tratar y que el Ministerio de Educación debe poner encima de la mesa.