Ciencia y Salud

¿Es posible una abdominoplastia sin cicatriz?

La abdominoplastia es una de las cirugías más demandadas para recuperar la figura, Clínica Noval explica sus diferentes técnicas

La abdominoplastia es uno de los procedimientos quirúrgicos que más ha crecido durante los últimos años. Realizadas de forma aislada o asociada a liposucción (lipoabdominoplastia) han aumento de forma exponencial respecto al resto de cirugías estéticas.

Es especialmente reseñable el despunte de la cirugía de “mummy makeover” entendida esta como la cirugía pecho asociada a abdominoplastia en pacientes que han sido madres y que quieren recuperar su figura original.

Cuando hablamos de abdominoplastia con cicatriz invisible o abdominoplastia sin cicatriz nos referimos a la realización de la cirugía con la técnica SAFEabdominoplasty con multianclaje fascial que nos permite conseguir una cicatriz especialmente corta y extremadamente baja, enterrada en vello púbico.

Imagen: Caso real antes/después – Clínica Noval

En este procedimiento conseguimos descender la piel hasta crear la cicatriz a unos cinco centímetros del monte de venus y los labios mayores, de modo que la paciente no debe preocuparse de que pueda advertirse la misma durante ante un descenso casual de la pieza de baño.

La clave del procedimiento consiste en crear suturas de tensión progresiva de modo que cuando la piel trata de retraerse y ascender en el postoperatorio evitan que este fenómeno, común en la abdominoplastia convencional, se produzca. Asimismo, nos permite recrear el hundimiento estético del centro del abdomen marcando las costillas y la línea alba desde ombligo hasta el esternón creando un abdomen más natural, atractivo y estético.

Otro de los elementos diferenciadores de esta técnica lo encontramos en la creación del ombligo, realizado con el ombligo original incorporando un colgajo de rotación que nos permite conseguir un ombligo sin cicatrices alrededor.

Asimismo este multianclaje limita de forma más que notable la posible aparición de complicaciones ya que evita la acumulación de sangre o líquido linfático en la zona tratada.

En cuanto al postoperatorio mediante su empleo la sensación de tirantez de los puntos de la cicatriz aparece con menor intensidad puesto que no hay tensión sobre los mismos al estar distribuida uniformemente entre los puntos internos abdominales.

Como principal desventaja presenta el requerimiento técnico y que incrementa en una hora la duración de la cirugía, si bien esto es algo que no debe suponer un problema especialmente por ser una técnica que mejora el postoperatorio y reduce las complicaciones siendo totalmente eficiente su aplicación.

Tags

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: