Comunitat Valenciana

Exadministradora de la Fundación Jaume II admite «pagos por encima del presupuesto» con Vicente Burgos

VALÈNCIA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) – La administradora de la Fundación Jaume II El Just, Ana Isabel Trujillo, que llegó tras el cese del gerente Vicente Burgos por parte de la exconsellera de Cultura Trini Miró, ha admitido este lunes que cuando ella accedió a la institución encontró «pagos por encima del presupuesto que tenía la Fundación aprobado».

Trujillo se ha pronunciado en estos términos en una comparecencia en la comisión de Les Corts sobre la Operación Taula, derivada del caso Imelsa, a la que ha acudido en calidad de administradora de esta fundación a la que llegó nombrada por Trini Miró como cargo de confianza con un contrato de seis meses de prueba y con menos competencias de las que había gozado su antecesor porque ella no tenía capacidad para contratar.

En su intervención, ha explicado que cuando llegó se puso en marcha un plan de saneamiento y la primera labor que se le encargó fue «comprobar la deuda y si las facturas impagadas correspondían a gastos efectuados» como, según ha indicado, así era porque había «certificados de obra, firmas de arquitecto y constancia de su realización. Además, ha señalado que eran precios y costes «de la época» que se correspondían con el mercado de entonces y que a ella no le sorprendieron.

Asimismo, ha explicado que detectó «nerviosismo» entre los acreedores que «llevaban tiempo sin cobrar» y «ordenadores con poca información», pero también que «no había problemas con la documentación laboral» porque la Fundación la llevaba una asesoría a la que se le pidió copia de los documentos. No obstante, ha subrayado que lo que detectó fue que «se había pagado dinero por encima del presupuesto que tenía la fundación».

Pese a las preguntas de los diputados sobre cómo valoraría la gestión anterior, ha eludido hacerlo, pero sí ha deslizado que ella no hubiera actuado de esa manera y sobre si se contrató con las empresas Cleop y Thematica Events ha indicado que durante su gestión no se trabajó con ellas, pero sí le consta que se hizo en la época de Vicente Burgos.

Trujillo ha defendido que para la contratación había una mesa que estaba formada por el jefe del servicio, del funcionario, arquitecto nombrado por Joan Lerma, ella o el contable, así como se pedían tres tipos de presupuestos y se publicaban las ofertas.

«A mí se me comentó que tenía que gestionar atendiendo al presupuesto con toda la transparencia. Cuando yo entro ya estaba el interventor del Consorcio de Museos supervisando la contabilidad que cuando entró ya está muy avanzada y yo me pongo a buscar alternativas para pagar la deuda», ha explicado.

Tags
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: