#Fallas17| Amplían las plazas para que los ciudadanos puedan ver la mascletà desde el Balcón

Tras la experiencia del pasado año, que el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, ha calificado como “un auténtico éxito”, el Ayuntamiento de Valencia ha decidido duplicar el número de personas elegidas mediante sorteo que podrán disfrutar de una de las mascletàs falleras desde el balcón principal del Ayuntamiento. En total, 360 ciudadanas y ciudadanos, a razón de 20 cada día, que deberán cumplir el requisito de estar empadronados en Valencia.

Pere Fuset ha recordado que en las Fallas de 2015 fueron 18.000 las personas inscritas para optar al sorteo del que salieron las ciudadanas y ciudadanos que, junto a un acompañante, pudieron asistir a una de las mascletàs de Fallas junto a representantes de comisiones falleras, juntas locales de otras poblaciones, falleras mayores y sus cortes de honor, autoridades e invitados…, hasta completar el aforo de 195 plazas que, según los técnicos, tiene un balcón por el que, desde que el nuevo gobierno municipal decidió abrirlo a vecinas y vecinos de Valencia y visitantes de la ciudad, han pasado ya más de 166.000 personas. En ese sentido, Fuset ha señalado que la “apertura del balcón al pueblo ha sido todo un símbolo de los nuevos vientos que soplaban en el gobierno de la ciudad, y un año más queremos que continúe siendo el balcón del pueblo también en Fallas, también durante las mascletàs, e incluso duplicamos el número de plazas”.

Fuset ha explicado el “sencillo” mecanismo de inscripción. “Cualquier valenciano o valenciana empadronado en la ciudad de Valencia, que son quienes con sus impuestos hacen posible ese ciclo de mascletàs, se podrán inscribir en la página web www.valencia.es/sorteigmascleta o www.valencia.es/sorteomascleta desde hoy y hasta las 23.59 horas del próximo domingo 19. A partir de ahí, quienes se inscriban optarán a un sorteo de 10 entradas dobles cada día con un aforo que este año se duplica para dar la máxima posibilidad de que sean más quienes puedan cumplir lo que para muchos es un sueño: presenciar una mascletà desde el balcón principal del Ayuntamiento.”

Las personas elegidas por sorteo deberán ser mayores de edad y habrán de personarse en el Ayuntamiento provistos del DNI. La invitación no podrá cambiarse por ningún otro día al que haya correspondido, y en caso de no poder asistir se recurrirá a una lista de reserva.

Además de la que tiene como destinataria a la ciudadanía en general, otras dos líneas de asistencia al balcón contempladas a las que se ha referido Fuset en rueda de prensa garantizan la presencia de representantes de las comisiones falleras de la ciudad de Valencia y de las juntas locales falleras de otras poblaciones valencianas en estas primeras Fallas declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

En el primer apartado habrá cada día, entre el 1 y el 15 de marzo, cuatro representantes de un total de siete comisiones falleras. “En total, 28 representantes diarios de la fiesta fallera de la ciudad, y un total de 420 durante los 15 días. Las comisiones convocadas, continuando el orden iniciado el año pasado, serán desde la 110 (Plaza Lope de Vega) hasta la 207 (Maestro Lope – José Carsí).

Respecto a las juntas locales invitadas, que podrán acudir con un total de cuatro representantes, serán las de Alberic, Alboraia, Alzira, Aldaia, Alfafar, Algemesí, Alginet, Almussafes, Benaguasil, Benetússer y Benifaió.

BANDO

El concejal Fuset se ha referido también en esta rueda de prensa a la publicación del bando de Fallas, que se publicó en la web municipal el pasado viernes. “Es un bando que tradicionalmente regula la fiesta en la calle durante todo el mes de marzo y que incide en aspectos como la ocupación del dominio público, sanidad, seguridad y otros que son muy importantes reforzar para facilitar una mayor convivencia entre el conjunto de la ciudadanía, sea cuál sea la manera en que participen de la fiesta.”

Fuset ha recordado que este bando “ha sido consensuado con los agentes falleros desde hace meses, que ya lo conocen. Pensamos que es muy positivo para favorecer esa necesaria e imprescindible convivencia entre los falleros y falleras y el resto de los vecinos, porque todos estamos invitados a vivir la fiesta y todos formamos parte de la ciudadanía de Valencia”.

Ese bando regula usos como el de los mercadillos callejeros, “que este año nuevamente se verán limitados a uno de los lados de la calle para favorecer la afluencia de la gente”, y también hace “una especial incidencia y recomendación en la necesidad de respetar el carácter inclusivo de la fiesta, de forma muy especial con las personas que tienen algún tipo de movilidad reducida”.