GENTEPORTADA OFFICIALPRESS

GALERÍA| La boda del Príncipe Harry y Meghan Markle en imágenes #RoyalWedding

(CHANCE) –

Desde que el pasado mes de noviembre saliese a la luz la noticia del matrimonio entre Meghan Markle y el Príncipe Harry, no se ha hablado de otra cosa… y además se ha convertido en el enlace más esperado del año.

El Príncipe Harry estaba muy emocionado desde que llegó al altar hasta que finalizó la ceremonia, parece que Meghan estaba menos nerviosa, quizás porque tiene ya muchas tablas, pero es que esta boda real la han visto en más de medio mundo, y eso… es normal que suponga mucha presión.

Aunque no era una boda de estado, ya que el Príncipe Harry es ahora mismo el sexto en la línea de sucesión, sí era una boda real, por lo que había muchos invitados a los que la novia no conocía, y probablemente el novio tampoco.

Por fin se han dado el ‘sí quiero’ y podrán ahora disfrutar de su luna de miel, la que además, pagó Meghan Markle, al igual que su vestido de novia diseñado por Givenchy. El círculo más cercano a la pareja asegura que la ex actriz estuvo muy nerviosa estos últimos días, y eso más el disgusto de que su padre no podría asistir a la boda la habrían hecho perder más de cuatro kilos.

La pareja se dio el tradicional beso a su salida de la Capilla de San Jorge, demostrando una vez más lo enamorados que están, algo que se pudo ver durante toda la ceremonia en las miradas de ambos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El segundo look de Meghan Markle el día de su boda que luce su esencia al completo

Meghan Markle dejó boquiabiertos a muchos con su vestido de novia de Givenchy, pero lo que no sabíamos es lo que vendría después. La ya Duquesa de Sussex reapareció con un vestido que destacaba toda su esencia, una única pieza con cuello halter, algo que le encanta a Meghan y de un tono blanco perfecto.

El vestido está diseñado por Stella McCartney, y se ve que aquí Meghan ha tenido más libertad a la hora de diseñar este segundo vestido que era totalmente de su estilo, aunque continuaba con la sencillez que la caracteriza.

La Duquesa de Sussex fue la protagonista del mundo entero duramnte el día de ayer, la unión entre el Príncipe Harry de Inglaterra, y ella, que es estadounidense, han levantado mucha polémica en la mayoría de países del mundo.

Tras la ceremonia, en su segunda aparición ambos salían radiantes y Meghan llevaba en su mano derecha una de las joyas más espectaculares de la colección de Diana de Gales, un anillo aguamarina que ella misma se compró después de divorciarse del Príncipe Carlos, con el que remplazó el icónico anillo de compromiso que ahora pertenece a Kate Middleton.

El matrimonio se dirigía a su fiesta en Frogmore House, y lo hicieron en un descapotable conducido por el Príncipe Harry, ambos estaban más felices que nunca a juzgar por sus miradas.

La madre de Meghan Markle; la otra protagonista de la boda del año

Doria Ragland nunca imaginó que presenciaría la boda de su única hija con el Príncipe Harry de Inglaterra, ni que su pequeña se convertiría en Su Alteza Real la Duquesa de Sussex.

La madre de Meghan Markle durmió esta noche junto a su hija y la acompañó durante sus últimas horas como soltera, pero además, también fue junto a su hija desde el hotel hasta la Capilla de San Jorge en el coche. En el trayecto se pudo ver que Doria estaba ya de lo más emocionada y comenzó a ser el centro de atención de todas las miradas.

Además, Doria Ragland ponía el toque desenfadado a la boda con sus numerosos pendientes y sobre todo con su piercing en la nariz que brillaba casi tanto como ella, la madre de la Duquesa de Sussex habría inundado la capilla si la hubiesen dejado, ya que fue la que más se mocionó de toda la ceremonia y además, no contenía sus lágrimas.

A la salida se la pudo ver de lo más feliz mientras su hija se daba su primer beso de casada con el Príncipe Harry, y el Príncipe Carlos la acompañó bajando las escaleras enganchado de su brazo, mientras llevaba al otro lado a Camila de Cornualles.

El Príncipe George y la Princesa Charlotte: Los pajes más tiernos y formales de Meghan Markle

Sobre la boda de Meghan Markle y el Píncipe Harry se especulaba con diferentes teorías, y de hecho las casas de apuestas británicas se volvieron locas con varios elementos de la boda, uno de ellos era si habría o no damas de honor como si se tratase de una boda americana de película, aunque finalmente hemos descubierto que no era así.

Pero Meghan Markle a pesar de ser la primera novia de la realeza británica en caminar sola hacia el altar hasta encontrarse con el Príncipe Carlos, no estaba sola del todo. En todo momento la acompañaron el Príncipe George, la Princesa Charlotte, Jasper Dyer y Florene van Cutsem, ahijados del Príncipe Harry y Remmi y Rylan Litt, ahijados de ella.

El pequeño George de Cambridge, de 4 años parecía estar muy cortado y a la salida de la Capilla se escondía tras la pierna de su padre el Príncipe Guillermo mientras la Princesa Charlotte, de 3 años, buscaba ser la protagonista saludando todo el tiempo y jugando y sonriendo en todo momento.

Está claro que los dos se han convertido en el centro de todas las miradas, incluso las miradas de los novios, que estuvieron también muy pendientes de sus sobrinos y ahijados.

Fotos: Kensington Palace

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close