PORTADA OFFICIALPRESS

#IFLlutxent| Gandía pide al Gobierno la declaración de zona de emergencia y ayudas a los afectados

Las llamas han afectado 2.600 hectáreas y quemado cerca de 20 viviendas

El pleno del Ayuntamiento de Gandia (Valencia) ha aprobado este miércoles por unanimidad de los cuatro grupos municipales –PSPV, PP, Més Gandia y Cs– la solicitud al Gobierno para declarar como zonas “afectadas gravemente por una emergencia de protección civil” aquellas que se han visto perjudicadas por el incendio declarado el pasado lunes en Lluxent y que ya afecta a seis términos municipales, entre ellos la propia capital de la Safor.

La declaración incluye la petición para esa declaración a las zonas de la Marxuquera Alta, las urbanizaciones de Montesol, Montepino, Las Cumbres y La Ermita así como aquellas otras del municipio que resulten dañadas. Junto a esta solicitud, se pide al ejecutivo central que adopte una serie de ayudas a los afectados.

Entre ellas, ayudas económicas a particulares por daños en vivienda habitual y enseres de primera necesidad; compensación a las corporaciones locales por gastos derivados de actuaciones inaplazables; ayudas a personas físicas o jurídicas que hayan llevado a cabo la prestación personal o de bienes; ayudas destinadas a establecimientos industriales, mercantiles y de servicios; subvenciones por daños en infraestructuras municipales, red viaria provincial e insular; ayudas por daños en producciones agrícolas, ganaderas, forestales y de acuicultura marina y apertura de líneas de préstamo preferenciales subvencionadas por el Instituto de Crédito Oficial.

Así consta en la moción que la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, ha presentado al pleno en una sesión en la que los grupos han mostrado su apoyo a todos los efectivos que están participando en las tareas de extinción del fuego y han expresado su solidaridad a los afectados que han tenido que abandonar sus viviendas, según han informado fuentes municipales.
El incendio, que se originó por un rayo, se desbocó en la tarde noche de este lunes al resgistrarse vientos superiores a los 90 kilómetros por hora en zonas muy concretas de Marxuquera. Una lengua de fuego entró con virulencia por un barranco ocasionando La Drova, Montesol, Montepino, la zona de la Rochera y la Ermita.

Las llamas, de momento, han arrasado 2.600 hectáreas, y han afectado a entre 10 y 20 viviendas. Los efectivos de emergencia dieron la orden de desalojar de manera inmediata las urbanizaciones y los residentes, o bien se desplazaron a viviendas de familiares o amigos o acudieron al Espai Baladre que ha habilitado el Ayuntamiento de Gandia donde se les tramitó el alojamiento en hoteles, según las mismas fuentes.

Este martes por la tarde se registraron rachas de viento de más de 61 km/h en la zona, lo que avivó aún más el fuego cuyo trabajo de control fue arduo durante toda la noche y la madrugada del miércoles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imágenes: Lectores OP

ALOJAMIENTOS
El lunes, de manera preventiva por el humo, se realizó un desalojo voluntario, una medida que, según ha remarcado la alcaldesa, “ha podido salvar muchas vidas”. Durante este martes el Ayuntamiento de Gandia gestionó el alojamiento de 260 personas entre hoteles y cámpings, además de las alrededor de 89 personas que pernoctaron en el Espai Baladre.

La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, ha manifestado que en estos momentos de dificultad, “la gente ha dado lo mejor de sí misma y ha demostrado un gran coraje frente a las adversidades y catástrofes, y ahora, las administraciones tenemos que responder con el mismo coraje y estar a su lado”.

“Mi corazón está con las familias, con la gente de esas casas, con los afectados, con los vecinos y pondremos todos los recursos para seguir protegiendo a las personas e intentar reparar la mayor cantidad de los daños posible”, ha garantizado.

Por su parte, Cruz Roja ha atendido a 326 vecinos de las poblaciones afectadas por el incendio declarado el pasado lunes en el término municipal de Lluxent, en hasta seis albergues que habilitó para prestar asistencia y de los que este miércoles mantiene abiertos tres, asistidos por más de 50 voluntarios, según ha informado la organización humanitaria.

El fuego llevó a movilizar inicialmente a tres Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) en Albergue, Atención Psicosocial y Comunicaciones, así como a otro de Sensibilización e Información de Cruz Roja Juventud (ESIE).

Los albergues que se mantienen abiertos se ubican en el edificio Baladre y el Centro Cultural Corea (estos dos en Gandia) y en Barx, en los que han pernoctado un total de 158 personas.

El presidente autonómico de Cruz Roja en la Comunitat Valenciana, Francisco Javier Gimeno, ha puesto de relieve el “esfuerzo” de los efectivos movilizados y “la buena coordinación con todos los equipos intervinientes” en las tareas de evacuación de los vecinos afectados.

La evolución de los frentes del fuego, así como otras circunstancias, obligó durante este martes por la tarde a modificar los puntos de acogida, en su mayoría ubicados en Gandia y sus alrededores, y se cerraron los albergues en Pabellón Raval, Roís de Corella y en Esclavas.

Entre las personas evacuadas se contabilizan 39 menores de edad, algunos de los cuales están siendo atendidos por el ESIE de Cruz Roja Juventud.

Cruz Roja mantiene activado en su dispositivo parte de su flota de vehículos de intervención rápida y ambulancias de soporte vital básico (SVB) y soporte vital avanzado (SVA), así como un Centro Móvil de Coordinación en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) en Lluxent, desde el que se controlan las tareas de extinción en curso.

Fuente: Europapress

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close