IKEA retira su silla de playa Mysingsö por posibles caídas o atrapamiento de los dedos

Ikea ha anunciado que retira de la venta la silla de playa Mysingsö ante el peligro de posibles caídas o atrapamiento de los dedos, según ha informado la compañía sueca en un comunicado, asegurando que volverá a comercializar dicha hamaca, pero actualizada y mejorada, a partir del próximo mes.

Al parecer el defecto aparece cuando tras lavar el tejido del asiento y volver a montarlo éste se haga de forma incorrecta provocando así, posibles caídas o atrapamiento de los dedos. IKEA ha recibido cinco informes sobre incidentes con la silla MYSINGSÖ de caídas por montaje incorrecto. Los cinco informes incluyen lesiones en los dedos y atención médica necesaria. Los daños se han producido en Finlandia, Alemania, EE. UU., Dinamarca y Australia, asegura la compañía.

“La seguridad de los productos es una prioridad para IKEA” y todos ellos deben cumplir la legislación nacional e internacional y los estándares de seguridad pertinentes. La silla de playa MYSINGSÖ ha sido sometida a pruebas mecánicas, de tejidos y químicas, y ha superado las diferentes pruebas realizadas, detalla la multinacional en el comunicado.

Tras recibir los informes sobre los incidentes se inició una investigación completa, que ha dado paso a una mejora del diseño para evitar posibles daños provocados por montajes incorrectos. La disponibilidad de la silla actualizada está prevista a partir de febrero de 2017.

Por ello, IKEA solicita a los clientes que hayan comprado la silla de playa MYSINGSÖ antes de febrero de 2017 que la lleven a cualquier tienda IKEA para su reemplazo o devolución. No es necesario aportar una prueba de compra (tiquet) para el reemplazo o devolución de la silla. La compañía lamenta “los inconvenientes que hayamos podido causar”.