IVI| Un estudio avala que la progesterona vaginal reduce los partos prematuros y las complicaciones gemelares

Un estudio realizado con carácter internacional, en el que han participado el Instituto Universitario IVI Valencia y el Hospital La Fe, ha permitido conocer que una hormona natural, la progesterona que, hasta la fecha, su uso había generado cierta controversia, reduce la tasa de parto prematuro así como las complicaciones en embarazos gemelares con cuello uterino. En el estudio han llegado a participar más de 300 mujeres embarazadas de gemelos. El estudio, además, ha sido publicado en la revista científica Ultrasound in Obstetrics and Gynecology.

“El tratamiento con progesterona vaginal reduce el riesgo de parto prematuro, complicaciones neonatales y muerte neonatal en mujeres con embarazo gemelar que tengan un cuello uterino acortado – grupo con mayor riesgo de parto prematuro”, es la conclusión del estudio internacional en el que han participado el Instituto Universitario IVI Valencia y el Hospital La Fe de Valencia.

“Los partos prematuros son los que ocurren antes de la semana 37, aumentando el riesgo de muerte infantil y secuelas de discapacidad a largo plazo. Los embarazos gemelares tienen, además, 5 o 6 veces más riesgo de parto prematuro. Antes del parto, el cuello uterino, parte más baja del útero, adelgaza y se acorta en la parte final del embarazo. En algunas mujeres, el cuello uterino se acorta prematuramente sobre el cuarto o quinto mes de embarazo, aumentando el riesgo que acontezca un parto prematuro. Estudios previos han demostrado que la hormona natural progesterona, también llamada “hormona del embarazo, administrada vía vaginal en forma de óvulos o gel, reduce el riesgo de parto prematuro en mujeres con embarazo único y cuello uterino acortado. Sin embargo, el efecto de este tratamiento en embarazos gemelares seguía siendo controvertido”, según los doctores Vicente Serra y Alfredo Perales, Jefe de la Unidad de Medicina Materno-Fetal de IVI Valencia y Jefe del Servicio de Obstetricia del Hospital La Fe de Valencia, respectivamente.

Según ambos doctores, únicos representantes españoles en el estudio, “los hallazgos aportan evidencia sólida de que el tratamiento con progesterona vaginal en mujeres con embarazo gemelar y cuello acortado reduce la frecuencia de partos prematuros, complicaciones neonatales, tales como los problemas respiratorios, y lo que es más importante, las muertes neonatales”.

Ambos investigadores han querido destacar, además, que los estudios colaborativos internacionales representan la única manera de disponer de suficiente cantidad de datos para poder responder a cuestiones clínicas en un plazo relativamente breve de tiempo.

El presente estudio incluye los resultados de 6 estudios, en los que han participado 303 mujeres embarazadas de gemelos y una longitud del cuello uterino de 25 mm o menos en el segundo trimestre. De estas, 159 recibieron progesterona vaginal y 144 recibieron placebo o ningún tratamiento. El riesgo de tener un parto antes de la semana 33 se redujo un 31 % en las mujeres que recibieron progesterona vaginal (31 % en el grupo que recibió progesterona vaginal frente al 43 % en las que no recibieron dicho tratamiento). La progesterona vaginal también redujo el riesgo de parto prematuro antes de la semana 32 y 34 de embarazo. Todos los resultados fueron estadísticamente significativos.

Los niños nacidos de mujeres que recibieron progesterona vaginal tuvieron una reducción del 30 % en la tasa de problemas respiratorios, la complicación más frecuente de los prematuros (del 47 % en el grupo de placebo/no tratamiento se redujo al 33 % en el grupo de la progesterona); una reducción del 46 % en la tasa de ventilación mecánica asistida (del 27 % en el grupo de placebo/no tratamiento se redujo al 16 % en el grupo de la progesterona); y un 47 % de reducción en el riesgo de muerte neonatal (del 22 % en el grupo placebo/no tratamiento se redujo al 11 % en el grupo de la progesterona).