La emotiva causa de la Cena de las Cortes de Honor 2017 busca colaboradores

Las fallas no son sólo fiesta, música y monumentos, sino que también hacen gala de ese espíritu de ‘germanor fallera’ y solidaridad que tanto nos caracteriza. Un claro ejemplo de ello es la tradicional cena que las Cortes de Honor realizan cada año y que tiene una causa solidaria a la que destinan todos los beneficios de la cena y de la ya ‘clásica’ rifa de regalos que colaboradores, proveedores y patrocinadores de todo los ámbitos (médicos, falleros, estética, moda, turismo,…) aportan a la causa.

Para la próxima edición de este 2017, que se celebrará en el mes de noviembre en el Restaurante La Ferradura, la maquinaria ya está en marcha. Las encargadas este año son las componentes de la Corte de Honor de 2001, después de que la Corte de 1992 de Mónica Palmer, que este 2017 celebraba su 25º Aniversario y y se habían ofrecido para ser las organizadoras, les cedieran amablemente ‘el turno’ al conocer la emotiva historia que hay tras la causa.

Y es que la historia tiene nombres y apellidos conocidos en la fiesta y un componente triste. Patricia Borrego, componente de la Corte de Honor de 2001, se convertía en 2015 en madre de un precioso bebé al que ponía por nombre Cayetano, en honor al torero por el que tanto ella como su marido, Javier Ramos, sienten admiración. Lamentablemente, el pequeño nacía con una enfermedad de la que apenas hay investigación ni tratamiento. Se trata del Síndrome de Costello, una enfermedad congénita, presente desde el nacimiento, y multisistémica que afecta a varios aparatos o sistemas del organismo, calificada como ‘rara’, de la que apenas hay 12 casos conocidos en España.

Las ganas de vivir y la fuerza del bebé sorprendía a médicos y allegados, e incluso, el conocido torero Cayetano Rivera, quien se hizo eco de la situación por la que pasaba su ‘tocayo’ y durante su visita a las fallas no dudó en acercarse al hospital e incluso regalarle una de sus pulseras favoritas y brindarle un toro durante su ‘faena’ en la plaza de Toros de Valencia, deseándole una pronta recuperación. Tristemente, y tras meses de lucha, el pequeño fallecía el verano pasado, conmocionando con ello al mundo fallero, consciente de la situación por la que atravesaba.

En ese momento, Patricia les pedía un favor a sus amigas falleras, organizar la siguiente ‘Cena de Cortes’ y destinar los beneficios al estudio e investigación de la enfermedad, para poder traer a un médico a España que contribuya a lograr avances en el Síndrome de Costello, así como también destinar otra parte a la UCI Pediátrica del Hospital Clínico de Valencia, con el fin de ayudarles a mejorar las instalaciones en las que se cuida ‘día y noche’ de bebés con diversas patologías.

Y así es como la Cena de Cortes de Honor de este 2017 vive con la fuerza e intensidad de la memoria del pequeño Cayetano los preparativos para que los beneficios con que ayudar a quienes sufren dicha enfermedad sean los máximos posibles. Por ello, las doce componentes de la Corte de Honor han elaborado un emotivo vídeo con el que ponen cara a esta terrible enfermedad, a ritmo de la canción de ‘Mi Héroe’ de Antonio Orozco, elegida por la propia Patricia Borrego por ser así como se refería a su pequeño.

La intención es conseguir reunir un gran número de proveedores y patrocinadores con el que conseguir batir ‘récord’ de beneficios con los que poner su ‘granito de arena’ en el avance de la investigación de esta enfermedad que les ha tocado vivir tan de cerca. Para toda aquella persona que quiera contribuir a la causa, las organizadoras han habilitado un correo: cenadecortes2017@gmail.com donde poder ponerse en contacto directo con ellas.

Desde Official Press les deseamos la mayor de las suertes en esta bonita y entrañable iniciativa con la que conseguir un gran éxito de recaudación.