PORTADA OFFICIALPRESS

La familia del joven de más 350 kilos denuncia al Hospital de Manises y a la Conselleria de Sanidad

VALÈNCIA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) – La familia de Teófilo Rodríguez, el joven de Turís de 34 años de más de 350 kilos que tuvo que reingresar en la noche de este martes en el Hospital de Manises horas después de haber recibido el alta por una nueva insuficiencia respiratoria, ha presentado en el juzgado de guardia de València una denuncia contra este centro hospitalario y la Conselleria de Sanidad.

Al respecto, la hermana de Teo, Dévora Rodríguez, ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que presentaron anoche una denuncia por la atención recibida ante el “riesgo” que sufrió su hermano al recibir el alta sin estar en condiciones y por “la falta de seguridad” durante el traslado, en un camión de mudanzas “sin ventanas y solo sujetado con los frenos de la camilla”. “Es indignante el trato que ha recibido”, ha lamentado.

Dévora ha contado que dieron el alta a Teo sin comunicárselo. Fue su cuñada quien le avisó de que lo habían trasladado a las 13:30 horas y cuándo subió a ver qué pasaba su hermano ya no estaba en la sala de observación donde pasó la última semana, ya que el primer ingreso fue el pasado martes, sin que quisieran darle una habitación.

Al pedir explicaciones, le preguntaron que “hacía todavía en el hospital, que debía estar ya en Turís”. “Cómo voy a estar si no me han avisado”, ha recriminado al centro.

En ese sentido, ha reprochado que bajaron a su hermano por el sótano y le introdujeron en un camión de mudanza sin ventilación y sin medidas de seguridad ya que la cama no tenía ningún anclaje adicional, solo sus propios frenos. “En cualquier curva podía haber pasado algo”, ha constatado. Además, ha recriminado que no estuvo acompañado durante el trayecto por ningún médico, solo dos enfermeros.

Al llegar a Turís, ante la imposibilidad de introducir a Teo en su casa, quisieron dejarlo en el polideportivo del pueblo “pese al calor que hacía”, ha relatado. Ante la firme oposición de su familia lo trasladaron al centro de salud de Turís donde pasó cuatro horas. Sin embargo, las pulsaciones y el oxígeno “comenzaron a bajarle mucho”.
“O se le saca ya o se muere”, le alertó entonces el médico de ambulancia.

Finalmente fue ingresado de nuevo en la sala de observación del Hospital de Manises por una nueva insuficiencia respiratoria. “Yo ya lo advertía a los médicos que no estaba para salir del Hospital porque se mareaba todos los días y había que reanimarlo”, se ha lamentado. Dévora ha señalado que pese a este reingreso de urgencia desde el hospital le han vuelto a comunicar que si “se recupera le volverán a dar el alta hoy”, a lo que la familia se opone.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close