Un Policía Local de Requena (Valencia) salva a un bebé de 5 meses de morir ahogado

La Policía Local de Requena (Valencia) recibía, el pasado lunes 9, un aviso a través del teléfono de emergencias 112 que alertaba de la situación de un “varón de 5 meses que no podía respirar. Habían comenzado los vómitos e intentaban realizarle la respiración asistida boca a boca”.

De inmediato se personó un oficial de la Policía Local en el domicilio, quien pudo comprobar que el bebé se encontraba tendido boca arriba en la cama, en estado cianótico y sin respiración, mientras que de manera paralela la madre sufría un ataque de ansiedad.

El oficial de la Policía Local procedió de inmediato, ante esta crítica situación, a posicionar al bebé boca abajo sujentándole por sus piernas y golpeándole repetidas veces en la espalda.

Este gesto provocó el llanto del pequeño y la consiguiente apertura de sus vías respiratorias frenando la ya más que evidente asfixia.

Momentos después llegó al domicilio un equipo del SAMU que realizó la pertinente exploración médica al bebé, asegurando que en esos momento el pequeño ya estaba estable y reconociendo la pronta y efectiva acción realizada por el oficial de la Policía Local de Requena.

El pequeño fue trasladado al Hospital General de Requena donde permaneció en observación.

En estos momentos el menor ya está fuera de peligro, según confirma tanto el oficial como la Policía Local en su conjunto, que han seguido la evolución del pequeño en primera persona.