Las mejores ideas para el éxito en la animación de fiestas infantiles

Los meses de mayo y junio son propicios para la celebración de eventos tales como bodas, comuniones, bautizos, reuniones familiares, de amigos, … y organizar la animación infantil no es una tarea fácil. El estrés y los improvistos formarán parte del proceso organizativo y la tensión generada pasará factura. ¿Cómo evitarlo? Con las mejores ideas para la mejor animación infantil de fiestas.

La mejor forma de asegurarse que las animaciones infantiles van a ser un rotundo éxito es contar con profesionales entregados y dedicados a tal fin. Superanimaciones es una empresa referente en nuestro país en el sector de los animadores infantiles. La profesionalidad, competencia y seguridad son la base de cada evento en el que han participado.

Saben que gestionar fiestas, especialmente las dedicadas a niños, es un asunto que requiere de varias semanas de organización, especialmente si lo que se busca es crear un recuerdo mágico para todos los presentes y, sobre todo, para los más pequeños. Por ello, lo idóneo es realizar la contratación de la empresa con al menos dos meses de antelación con el fin de concretar presupuestos, detalles y fechas.

Superanimaciones ofrece una selección de las mejores ideas para la mejor animación infantil de fiestas:

Los juegos infantiles:
Son parte imprescindible de cualquier fiesta infantil y, por ende, de la animación de la misma. Proponer juegos dinámicos y divertidos no es sencillo porque deben responder a las edades de los invitados. Os dejamos una selección de los juegos más emocionantes.

1. Atrapa la bandera: Es perfecto casi para cualquier edad, especialmente para niños más mayores. Para hacer este juego es necesario un grupo más o menos grande y un espacio amplio. Se divide a los niños en dos equipos y se les da una zona como territorio. En algún punto alejado del otro lado del territorio se ata una tela, de forma que cada equipo tenga su propia bandera. El objetivo de cada grupo es recuperar la bandera que protegen los del equipo contrario en su campo. Cuando se cruza el campo del enemigo estos podrán pillar a sus contrarios e ingresarlos en la cárcel, de la que no podrán salir hasta que otro compañero les rescate llegando hasta ellos sin ser cogido. Ganará el equipo que consiga hacerse con la bandera del otro y llevarla hasta su campo sin que lo detengan.

2. Carreras de sacos: Un clásico entre los clásicos del que se podrá hacer uso con tan sólo un poco de espacio. Para hacerlo sólo harán falta unas bolsas de basura grandes o, puestos a hacerlo bien, unos sacos de patatas. Las carreras pueden organizarse como relevos o individuales.

3. El pañuelo: Se concretan dos equipos y a cada integrante se le asigna un número que otro niño del otro equipo también tendrá. Un adulto se coloca en medio sujetando un pañuelo (sirve cualquier tipo de tela) y va diciendo los números por turnos. A quienes les correspondan esas cifras, saldrán corriendo para hacerse con el pañuelo y regresar a la fila de su equipo. Eso sí, deberán hacerlo sin que el contrincante les coja, porque una vez se coge el pañuelo el enfrentamiento se convierte en un pilla pilla.

4. El buscador: Es un juego fantástico para los más pequeños. Se recortan cartulinas y se les da formas de lo que sea. Si, además, se añaden colores distintos se podrán asignar puntuaciones a esos colores y, en consecuencia, entregar distintos premios. Se esconden las cartulinas o figuritas por la casa, el jardín o donde se crea conveniente y se les anima a buscar.

5. Oca y parchís gigantes: Es el juego favorito de los niños y se ponen en práctica en Superanimaciones. Cabe decir que no son pocas las veces en las que los adultos se animan a acompañar a los pequeños en el juego, lo que hace que el rato de juego sea aún más emocionante. Los juegos de siempre en tamaño gigante.

La decoración
La decoración es otro elemento indispensable para fomentar la animación. De hecho, es un aspecto mucho más importante de lo que se pueda imaginar en un principio y es que gracias a la decoración los invitados podrán sentirse dentro del ambiente fiestero con mayor facilidad.

Globos, guirnaldas, carteles y, en el caso de que sea una fiesta temática, todo tipo de componentes podrán ser utilizados para indicar cuál es el tema del evento. Por ejemplo, suponiendo que es la saga de Star Wars, se podrían poner manteles de las películas, vasos con dibujos de la misma, una piñata del Halcón Milenario…

Si se opta por hacer la decoración nosotros mismos se podrán abaratar muchos costes. Además, si se incluye en el proceso manual a nuestros hijos se estará ganando tiempo con ellos a la vez que desarrollan su creatividad y sus habilidades manuales.

Los disfraces
Disfraces y maquillaje de fantasía son ingredientes básicos para una triunfante fiesta infantil y en Superanimaciones lo saben.

Cuando los niños se disfrazan o se maquillan de algún personaje o animal se contribuye al desarrollo de la creatividad, la imaginación, la expresión e incluso de la autoestima. Y es que jugar con disfraces crea un mundo de fantasía que es realmente saludable para los más pequeños y sirve para que éstos se expresen con mayor libertad. Los maquillajes y disfraces ayudan a los padres a descubrir en qué piensan sus hijos ya que éstos hacen del personaje del que están disfrazados su espejo.

salacadula