Les Corts aprueba una ley que permitirá expropiar las viviendas vacías

El pleno de Les Corts ha aprobado este miércoles la ley de Función social de la vivienda, que busca movilizar las viviendas vacías disponibles, de las que se creará un registro, e incluye la posibilidad de expropiación forzosa del usufructo de la vivienda.

La aprobación de la ley, la primera que presentó el actual Consell, ha contado con el apoyo del PSPV-PSOE, Compromís, Podemos y Ciudadanos, mientras que el PP ha votado en contra al considerar que es una norma “Frankenstein”.

La consellera de Vivienda, María José Salvador, ha recordado que la expropiación forzosa del usufructo de la vivienda la han regulado también otras autonomías, donde el Gobierno lo ha recurrido al Tribunal Constitucional, y ha pedido que no se recurra en la Comunitat, que lleva “veinte años sin política de vivienda”.

La nueva norma busca con ello que las entidades financieras pongan sus viviendas vacías a disposición de las personas, en régimen de alquiler social, y hacer que los particulares pongan sus viviendas vacías a disposición de la red de alquiler autonómica, con medidas como una fianza y ayudas a la reforma y rehabilitación.

Asimismo, también contempla medidas para prevenir y paliar la pobreza energética, y establece que las administraciones públicas garantizarán el derecho de acceso a los suministro básicos de agua potable, gas y electricidad a las personas en riesgo de exclusión residencial mientras dure esa situación.