Creadores de contenidosDaniel HermosillaFútbol PressLevanteUD Press

‘El Levante UD vuelve a rehabilitarse lejos de Orriols’ (0-0), por Dani Hermosilla

Quinto empate de los de Muñiz que fuera sólo han perdido en el Villamarín

DANI HERMOSILLA

Decía en #LaGranotera que Muñiz pasaba examen de recuperación en el Pizjuán, y lo pasó con nota.  Respuesta de autoridad en la semana más complicada del Levante desde su vuelta a Primera. En casa, un equipo dudoso, timorato, tenso y sin ideas. Fuera de casa, todo lo contrario. Un grupo atrevido, serio y, en el caso del partido del Sevilla, ambicioso y más vertical que nunca. A falta de mirar la estadística, seguro que el del Pizjuán tal vez ha sido el encuentro en que el Levante más ha llegado al área contraria, más ocasiones ha creado y, dentro de estas, más veces ha tirado entre los tres palos. Pero todo eso se queda resuelto en una frase. A pesar de jugar un partido infinitamente mejor que en Málaga, el resultado es el mismo y el beneficio, también: un sólo punto. Lo de empatar, está bien y más a domicilio. Pero dicen que cada empate hay que corroborarlo con una victoria para darle valor. En nuestro caso, agua. Sólo el día de empatar contra l Valencia, que le ganas a la Real Sociedad, última victoria en liga.

Por eso, si cuando juegas bien empatas y cuando no juegas bien, pierdes, la cosa no pinta bien. Y esa es la sensación, cuanto a puntos, que me deja el partido en Sevilla que, lejos de reaccionar a la goleada del Bernabéu, se vio superado por el mejor Levante UD que hemos visto esta temporada lejos de Orriols. El equipo ha recuperado constantes vitales de agresividad, anticipación, presión avanzada y, lo que es más importante, ocasiones y portería a cero. Pero el botín es muy escaso para los méritos.

Lukic, titularidad con galones

Sasa Lukic era una incóginita para todos los levantinistas. Al principio, porque Campaña y Bardhi le tapaban su entrada en el equipo. Y después, porque cuando tuvo la ocasión, se lesionó. Y, cuando regresó, Muñiz optó por darle minutos a El Hacen, el jugador de la cantera que había una buena actuación en Copa contra el Girona. De menos a más, hasta que fue cambiado a falta de un cuarto de hora. Nunca perdió el sitio, y se incorporó al ataque. Fue clave en la ocasión de Unal que, sólo ante Sergio Rico, estrelló el balón en el portero. La jugada fue trenzada, con velocidad de balón. Y lo que es más importante, mejorando el rendimiento del ataque estático.

Antonio Luna y Pedro López, novedades también, eran los nuevos laterales. Buen rendimiento de ambos. Además, volvía el cafetero, Jefferson Lerma, eso si, en una posición más avanzada. Era Lukic el que tomaba posesión como mediocentro por delante de la defensa, que volvía a ser la formada por Sergio Postigo y Chema, a pesar que se especulaba con un descanso del héroe del gol del ascenso. La ausencia de Bardhi no se notó, ni siquiera en las faltas. Jason puso una en la primera parte que se estrelló en el palo y, el rechace, tras pegar en Sergio Rico, se iba a córner, con una especie de escorpión involuntario. Rocambolesca acción que no tenía el beneficio del gol. El buen lanzamiento del gallego sirvió para no echar de menos a Bardhi, que se estaría comiendo las uñas de las manos en casa, viendo que el equipo creaba ocasiones de gol y, por tanto, más opciones de forzar faltas en la frontal, como así sucedió. Hasta en tres veces tuvo el Levante una falta con peligro. Dos de Jason y una de Campaña, de las tres, dos con peligro.

Luna-Morales-Lukic…

Los tres protagonizaron la acción más bonita, rápida y peligrosa del Levante en acción de juego y que Enes Unal estrelló contra Rico, cuando lo tenía todo para marcar con un tiro a bocajarro dentro del área pequeña.. Hacía tiempo que no veía al Levante jugar de esta manera, sobre todo en la primera parte. Presión alta, duelos ganados, velocidad, desdoblamientos, superioridades. Se elaboró menos, pero se llegó más. Morales anduvo incisivo, y Jason también. Y los laterales, Pedro López y Antonio Luna, pasaron la prueba del partido con nota. Ambos, si Muñiz no ha perdido su sentido de justicia, repetirán. Si me apuráis, habría de repetir el equipo al completo, aunque Bardhi ya esté recuperado.

Más nombres propios:

Sergio Postigo: papeleta difícil después del desastroso partido contra el Athletic. ‘Nunca voy a cambiar a un jugador por un fallo”, decía al finalizar Muñiz en rueda de prensa. Chapeau para el asturiano. De manual. Sí, pero tal vez darle un respiro y quitarle presión también es cuidarlo. Vamos a ver las molestias con las que acabó Chema —que hubo de ser cambiado— si se puede recuperar contra el Leganés. Si no es así, igual el míster le da descanso (por Rober o Cavaco), le quita presión al futbolista, nervioso cuando el Levante juega de local.

Pedro López: insisto lo que piensa el entrenador. La menor de las preocupaciones, el lateral. Pedrolo completó un partido muy serio, sobre todo en defensa, y se incorporó cuando pudo. En condiciones normales, jugará con Muñiz. ¿Coke? Sigo diciendo que, para ser el primer fichaje del mercado de invierno, no está justificado.

Lerma: a mi me gusta de interior, aunque su posición sea la de mediocentro. Las posibilidades de Lerma como interior son inmensas. Abarca tanto campo, que lo mismo apoya al lateral y al extremo de su zona que se suelta en ataque. Suyo fue el primer disparo a puerta. Le han tenido que parar para no reaparecer pronto. Aún así, lo ha hecho antes de lo previsto. En  este equipo es fundamental. Por lo que da y lo que hace mejorar a su alrededor.

Oier: Por último, el portero. Los anti-Muñiz le acusan de cargarse a Raúl, adalid de la buena racha. A mi, que conste, Raúl me parece un porterazo pero con dos hándicaps de la escuela vasca: no domina el juego de pies, y es más bien perezosos en las salidas. Vamos, que se le caer el travesaño en la cabeza. Hoy, con la defensa tan avanzada, Oier es la opción mejor. Sin duda

José Campaña: un tipo extraño, discutido. Su juego no luce lo suficiente y su labor defensiva nunca es reconocida, cuando es el jugador que más balones recupera y más faltas hace. La llegada de Lerma y la inclusión del Lukic le liberó más, y dejó de hacer balance defensivo. Junto a Lerma, pero en la otra banda, se multiplicaron para ayudar,  en su caso a Morales y Luna, a tapar las vías de agua por la izquierda

Cierto que ayudó que el Sevilla no tuviera las ideas claras. Aún así Ben Yeder tuvo las mejores ocasiones de los del Nervión, pero unas veces —las más— Oier y otras su falta de punterían evitaron el gol local que, por otra parte, no hubiera sido justo.

 

 

SEVILLA FC, 0

Sergio Rico; Mercado (Jesús Navas, 77′)), Kjer, Clement, Escudero; Pizarro, Banega; Sarabia, Correa (Luis Muriel, 80′), Ganso (Franco Vázquez, 67); Ben Yeder.

LEVANTE UD, 0

Oier, Pedro López, Sergio Postigo, Chema (Cavaco, 82′), Antonio Luna; Lukic (Róber Pier, 70), Lerma, Campaña; Morales, Jason (Samu, 89) y Unal.

ARBITRO

Iglesias Villanueva.

Tarjetas Amarillas

Levante: Lukic, Campaña, Antonio Luna

Sevilla: Lenglet y Franco Vázquez.

INCIDENCIAS

Estadio Sánchez Pizjuán de Sevilla. Noche húmeda y fría a la capital sevillana, con la presencia de lluvia durante varias fases del partido. La novedad, la presencia del técnico local, Eduardo ´Toto´Berizzo, que reaparecía después de ser intervenido quirúrgicamente tras serle diagnosticado un cáncer de próstata. La asistencia fue de 25.000 aficioandos.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: