Liberada una joven obligada a ejercer la prostitución que fue captada por una red social

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas en Murcia como presuntas autoras de delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y pertenencia a grupo criminal. Los arrestados controlaban y explotaban sexualmente a una joven búlgara de 21 años que fue captada bajo la falsa promesa de una oferta de trabajo digno y bien remunerado.

Un control desplegado en zonas en las que se ejerce la prostitución en la ciudad de Murcia permitió a los agentes detectar en las inmediaciones a un varón búlgaro que podría estar controlando a alguna de las mujeres. Los agentes lo identificaron y comprobaron que portaba la documentación de una chica, así como el dinero que ésta había obtenido.

Los agentes antes estos hechos continuaron la investigación sospechando que la joven podría ser víctima de trata de seres humanos y consiguieron su liberación, ofreciéndole además todos los recursos y medidas de protección pertinentes.

Precaria situación económica en país de origen

La joven liberada, de nacionalidad búlgara, había sido captada a través de las redes sociales por la esposa de su controlador, la cual le convenció para que viajara a España bajo una falsa oferta de trabajo en un restaurante, ya que era conocedora de su precaria situación económica.

Trasladada a un asentamiento de chabolas

La víctima viajó a España y fue acogida por el matrimonio en su domicilio para posteriormente, y una vez que se apoderaron de su documentación personal, trasladarla a un asentamiento de chabolas donde la conminaban para que ejerciese la prostitución callejera.

La víctima era obligada a ejercer la prostitución en la calle bajo el estricto control de alguno de los miembros del clan familiar, no teniendo ningún control ni acceso al dinero que ganaba, superando los 4000 euros mensuales, los cuales se repartían entre los miembros del clan. Asimismo, una vez que fue liberada llegó a narrar diversos episodios de violencia física si se negaba a ejercer la prostitución.

El operativo ha culminado con la detención de tres de los miembros del clan familiar, dos hombres y una mujer de nacionalidad búlgara y de edades comprendidas entre los 36 y 42 años de edad.

La investigación ha sido llevada a cabo por los agentes de la UCRIF de la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia.

Foto: Archivo