Mangala acerca un poco más la permanencia (1-0), por @JordiSanchiss

FOTO CARNETJordi Sanchis

Sin mucho brillo pero con todo el merecimiento, así ha sido la victoria corta del Valencia contra un Leganés que llegó a Mestalla con la única intención de defenderse y dar patadas, muchas patadas. Los jugadores del equipo madrileño se llevaron varias amarillas y una roja, poco castigo para toda la leña que repartieron.

Los visitantes no tiraron a puerta en todo el encuentro, mientras que los valencianistas lo hicieron desde todas las posiciones imaginables y pudieron haber marcado más de un gol, aunque como suele pasar en estos casos se acabó pidiendo la hora.

La primera ocasión clara fue para Bakkali, quien con todo para marcar lanzó fuera. El belga fue la gran novedad en el once de Voro. Es el típico futbolista bullicioso, que durante cada partido se apunta a todas las fiestas que se le presentan y quiere participar en todos los bailes, pero que acaba pocas jugadas. Una pena.

Un falta ejecutada por Parejo dio origen al córner del gol. Mangala resolvió una jugada embarullada para poner el 1-0 en el marcador. Era el minuto 28. El peso del juego era todo para los locales, que siguieron ejerciendo el control pero con la sensación de que podían meter todavía una marcha más. Al filo del descanso Vicandi perdonaba una segunda amarilla clamorosa a Marín.

En el segundo tiempo, los blanquinegros intensificaron el dominio, parecía que el segundo podía llegar en cualquier momento, y oportunidades para ello no faltaron. Las dos más evidentes las tuvo el canterano Soler, que rozó y mereció el gol tras dos grandes acciones personales, pero en ambas se topó con un buen Herrerín. Carlos se quedó con las ganas de repetir, y está vez ante su público, ese bonito gesto de jurar amor eterno a su escudo. El ‘Te quiero’ a los suyos tendrá que esperar, aunque cuando los sentimientos son sinceros sobran hasta las palabras, y este futbolista tiene a los aficionados enamorados.

Tanto Soler como Parejo y Enzo realizaron una gran labor durante los 90 minutos. La expulsión de Alberto Martín y el innecesario sufrimiento final cerraron un enfrentamiento que los valencianistas debieron y pudieron ganar por una diferencia mucho mayor y que se convierte en la tercera vistoria consecutiva en casa.

Con la salvación ya muy encarrilada, el próxima reto es demostrar en el Calderón si estamos ante la aurora de un nuevo Valencia o si este grupo de jugadores se conforma con lo que tiene, con vegetar en una Liga que tiene mucho más por vivir y a lo que apuntarse. La solución, el domingo a la hora de la siesta.

 

1. Valencia CF: Diego Alves, Joao Cancelo, Garay, Mangala, Gayà, Enzo Pérez, Dani Parejo, Carlos Soler, Bakkali (Lato, m. 79), Munir (Nacho Gil, m. 90) y Zaza.

0. Leganés: Herrerín, Víctor Díaz, Insua, Siovas, Adrián Marín, Alberto Martín, Rubén Pérez, Samu García, Machís, Unai López (El Zhar, m. 55) y Bueno (Guerrero, m. 73).

Goles: 1-0: M. 28: Mangala.

Árbitro: Vicandi Garrido (comité vasco). Amonestó a Parejo, Mangala y Zaza del Valencia CF y a Marín, Rubén Pérez, del Leganés. Expulsó al visitante Martín en el minuto 80.