Más de 300 levantinistas acompañarán al @LevanteUD en Zaragoza

La marea blaugrana no para. La buena marcha del equipo, la cercanía del desplazamiento y la entidad del rival —un histórico en horas bajas, pero que siempre puede revivir— han hecho que la afición acompañe al @LevanteUD de forma masiva. Unos 300 aficionados granota se darán cita en el Estadio de La Romareda mañana (18 horas), en el segundo desplazamiento del equipo en la segunda vuelta. Esperemos que el resultado sea mucho mejor que el del primer partido como visitante en este segundo tramo liguero.

Entre los 300 aficionados, dos son los medios de transporte. Al final, se han llenado cuatro autobuses. El resto de aficionados lo hará por sus propios medios, por carretera. Cabe recordar que el desplazamiento a Zaragoza es cómodo, ya que el trayecto se puede realizar al completo por autovía gratuita. Además, todos los aficionados que no hayan adquirido su entrada y quieran asistir al partido, podrán comprar su localidad de la zona visitante en La Romareda, antes del encuentro.

Victoria y autoridad
El @LevanteUD de Muñiz, que perdió en Alcorcón su condición de invicto e imbatido tras tres semanas ganando y sin recibir un gol, quiere consolidar su condición de líder intratable en un campo histórico. “En nuestra situación, cualquier victoria es pegar un golpetazo (en la categoria)”, decía Muñiz en la rueda de prensa previa. Además de los aficionados, la victoria ante el Nàstic, y la cómoda ventaja en la clasificación, Muñiz va viendo como la plantilla se completa, con la reincorporación de jugadores lesionados. Iván, Montañés y Chema han sido los últimos.

Además, el aliciente de Juan Muñoz. El delantero sevillano —que hasta diciembre jugó cedido en el Real Zaragoza— tiene la oportunidad de reivindicarse en el duelo del sábado en Zaragoza. El técnico asturiano, conocedor de la circunstancia y como buen director de grupo, seguro que aprovecha ese ‘punto de motivación’ para beneficio del grupo. No obstante, el hecho de que cuente con casi toda la plantilla a su disposición hace mucho más difícil la determinación de los descartes.