Messi tumba al Real Madrid (2-3)

Épico. Histórico. Era el Día de Sant Jordi, pero Messi lo ha convertido en su propia fiesta. San Messi glorioso. El crack argentino se ha exhibido en el césped del Santiago Bernabéu y ha impuesto su ley, que no es otra que volver a mostrar a todo el mundo en la madre de todos los partidos quién es el mejor jugador del mundo. Messi ha hecho un doblete histórico y no sólo ha dado la victoria al Barça en el último segundo del partido, sino que ha llegado a la cifra estratosférica de 500 goles oficiales con la camiseta azulgrana. Y lo ha hecho en el mejor escenario posible y en el partido que dinamita la Liga. Porque el Barça con la victoria por 2-3 se sitúa líder de la Liga.

Necesitaba el FC Barcelona salir del Bernabéu con los tres punto bajo el brazo para seguir vivo en la Liga. El Barça sabía que para ganar en el feudo madridista debía tener el control del partido. Y así lo han hecho. Porque a pesar de los minutos iniciales de un Madrid atrevido, el Barça ha contrarrestado rápidamente y ha controlado los tempos del partido. Sergio en la medular daba seguridad, acompañado siempre de Iniesta y Rakitic, desequilibrantes y creadores de juego, en caso del croata incluso goleador a veinte minutos del final con un disparo potentísimo que ha situado el 1-2.

Se adelanta el Madrid; responde Messi

Antes, sin embargo, aunque el Barça dominaba con claridad el partido quién ha golpeado primero ha sido el Madrid. Y lo ha hecho mediante Casemiro que ha aprovechado  un rechace del poste, precedido de un disparo de Sergio Ramos, para avanzar a los blancos. Poco ha tardado el Barça en reaccionar, porque Messi, desequilibrante y muy superior, ha marcado la diferencia en otra jugada de genio, una más para la posteridad. El argentino siempre aparece y después de combinar con Sergio y Rakitic ha controlado un pase del croata en la frontal para deshacerse de Ramos y Carvajal y marcar con un tiro raso imparable para Keylor Navas. Era el gol 499 con el Barça y Messi no tenía suficiente. Porque ni Marcelo con un golpe duro ha podido parar a Messi, sangrando en la boca en la primera parte. Seguía el Barça sometiendo el Madrid, que se resistía ante un equipo, el Barça, superior y con ocasiones claras.

El guion en la segunda mitad no ha cambiado demasiado. El Madrid ha vuelto a salir de los vestuarios intenso, con ganas de buscar el segundo, porque los blancos también eran conscientes de que si ganaban liquidaban prácticamente el campeonato. Pero el Barça, consciente y paciente, no se ha dejado vencer y rápidamente ha vuelto a ganar terreno. Los azulgranas encontraban las ocasiones a través del control y el siempre omnipresente Messi, repartidor, creador y desequilibrante. En un partido que no ha faltado de nada, los porteros también han tenido su dosis de protagonismo.

Ter Stegen y Keylor Navas salvadores

El Barça no encontraba el segundo gol, porque Keylor Navas evitaba las acciones culés. Ni Alcacer, ni Suárez, ni Piqué podían superar el portero de Costa Rica. Pero el Madrid a pesar de ser dominado también ha creado peligro. Y lo ha hecho con su arma principal, el contragolpe. Cristiano, Asensio y Benzema han puesto a prueba un Ter Stegen seguro bajo palos y salvador. Porque el alemán también sabe exhibirse en las grandes ocasiones.

El partido ha entrado en una dinámica trepidante. El empate no servía al Barça, buscador del segundo gol con insistencia que lo ha encontrado con un espectacular disparo de Rakitic lleno de calidad. El croata ha espetado un disparo potente y colocado con la izquierda desde el vértice izquierdo del área tras superar la presión de Marcelo. Con el Real Madrid tocado, el Barça tenía el partido donde quería. Y ha podido hacer la sentencia a través de Piqué que solo ante portería no ha podido superar un Keylor que ha evitado un resultado mayor para el Barça.

Messi seguía haciendo de las suyas sobre el césped, siempre creador de acciones de peligro, siempre llevando la defensa blanca loca. Imparable. En una de estas jugadas, Sergio Ramos ha entrado con los dos pies por delante para cortar un contragolpe a pies de Messi. El central blanco ha visto la roja. Sin que el tercero subiera al marcador y con el conjunto de Zidane con diez hombres, James que había entrado en la segunda mitad ha aprovechado un centro de Marcelo para poner el 2-2 en el marcador a cinco minutos del final.

Heroico gol del mejor del mundo

Cuando parecía que el partido finalizaría con empate, el guion del partido todavía nos guardaba una escena de suspense, finalizada con un estallido de alegría, protagonizada por quien sino que Leo Messi. En la última acción del partido, Sergi Roberto con una acción llena de potencia y credibilidad ha corrido desde campo propio para liderar un contragolpe, asistido por Jordi Alba y finalizado por el mejor jugador de todos los tiempos. Messi ha enmudecido el Bernabéu con un disparo desde la frontal, raso y seco, imparable para Keylor para cerrar el Clásico, marcar el 2-3, dinamitar la Liga y marcar el gol 500 con la camiseta del FC Barcelona. Histórico.