‘No hay billetes’, por Javier Ramos #Fallas2018

Javier Ramos

Ya se han quemado las fallas del Patrimonio y de sus cenizas recogeremos la ilusión de haberlo conseguido y las fuerzas para seguir luchando por ellas.

Quemadas las fallas del 2017 solo se puede mirar atrás para recordar lo bueno y aprender de los problemas o errores que hayamos podido cometer, porque desde ya o tras la cremà de la falla empiezan las fallas del 2018.

Valencia recibe más gente que nunca

Entre que cayó fin de semana, los días tan buenos de sol , que en Madrid y Extremadura este lunes era festivo y que por fin las Fallas fueron nombradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la ciudad estaba desbordada de gente y en sus caras se veía la ilusión de conocer a Valencia y a sus Fallas.

Ojalá los medios de comunicación nacionales compartieran la misma ilusión que demostró el visitante por las Fallas y desde el día 1 de marzo hasta el día de la cremà , cada día nos hablaran un poquito de todo lo relacionado por estas fiestas que tanto amamos.

Tras varias fotos de amigos y familiares colgadas en redes sociales captando “llenazos” en calle Xàtiva , Plaza del Negrito,  Bolsería, el barrio de Ruzafa y por la experiencia vivida, tenemos que estar contentos porque hemos conseguido atraer a mucho público pero a la vez preocupados y atentos por si somos capaces de mantener la seguridad y el bienestar para todos.

Personalmente confío mucho en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y en Policía Local, pero tenemos que estar totalmente preparados para futuros años, ya que sino cuidamos al público hablaran mal de nosotros y esto repercutiría en nuestra fiesta.

Imposible andar por las calles y visitar una falla
Había que estar para poder ver bien la mascletà hasta dos horas y media antes en la plaza del Ayuntamiento. En definitiva para mí fueron las fallas del Patrimonio y las Fallas de la “multitud” o del “no hay billetes” porque estaban todos en Valencia .

Respecto a las quejas que leo contra los puestos de churros y demás, decir que son una fuente de ingresos muy importante para las comisiones y que sin ellas no podrían asumir el presupuesto que tienen. Es verdad que hay muchas si, es verdad que primero los de aquí y luego los demás si, pero también es verdad que ellos dan dinero a la comisión y muchos comercios de alrededor no colaboran ni en un anuncio de llibret.

Hemos vendido al mundo las Fallas como fiesta cultural y tenemos que pelear por tener la falla cuanto más bonita, mejor. Cuidarlas al máximo y gastarnos lo máximo en ellas porque con eso seguiremos enriqueciendo la fiesta y creciendo como ciudad.

Todo tiene cabida:  verbena y monumento. Pero debemos de saber lo que realmente queremos vender de nuestra fiesta .

En definitiva, quiero más churros, más mojitos y más hamburguesas porque así tendré más Falla.

Pienso que esto es bueno para todos, incluyendo a los hosteleros que tan poco dan a la fiesta.

¡Felices fallas 2018!

banner-alargado-espolin