Ocho detenidos por provocar el pánico y estampidas en la #Madrugá de la Semana Santa de Sevilla

Las seis procesiones que componen la famosa ‘Madrugá’ de Sevilla, las más populares de la ciudad, protagonizada por 10.000 nazarenos, han vivido escenas de pánico cuando los gritos y carreras de un grupo de personas gritando amenazas han provocado varias estampidas que han motivado que el cortejo se detuviera sobre las 04.10 horas de este Viernes aunque posteriormente se ha proseguido con la celebración.

Según informan desde Emergencias hay ocho detenidos por desorden público que serán puestas a disposición judicial por los incidentes de la Madrugada de la Semana Santa de Sevilla.

Con las investigaciones que se han podido realizar hasta el momento se están instruyendo diligencias por desorden publico para su posterior puesta a disposición judicial a un total de ocho personas que se corresponden con cuatro intervenciones policiales distintas, señalan desde la Delegación Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla que añaden que “se trata de hechos aislados de gamberrismo y vandalismo sin aparente conexión. Se sigue investigando y a la espera de la revisión de las imágenes”.

Emergencias ha concretado que “tres de los detenidos que gritaban y daban golpes son delincuentes comunes. Uno de ellos acumula hasta 36 detenciones” y que “el dispositivo especial de Semana Santa está reconstruyendo aún los hechos para lo que solicita la colaboración de los ciudadanos o medios de comunicación que cuenten con imágenes de lo ocurrido. En cualquier caso, la líneas primera de investigación es que se producen tres carreras iniciales en el eje Postigo-Reyes Católicos-Julio César. Y se produce, posteriormente, un efecto dominó con réplicas y hechos aislados que generan situaciones de carreras y pánicos en otros puntos de la ciudad”.

Asimismo, se están recabando los datos de los distintos servicios sanitarios para poder informar del número de personas afectadas.

Las detenciones se han producido en el entorno de las sevillanas calles Marqués de Paradas y Argote de Molina, donde los ahora detenidos, al paso del cortejo, han empezado a gritar amenazas, dar golpes en el suelo, asustar a la gente y provocar carreras entre el público que han afectado a los cortejos procesionales, algunos de cuyos nazarenos, sobre todo los más jóvenes, se quitaron el capirote y salieron corriendo.

La Policía de Sevilla asegura ante los continuos rumores que ninguno de los detenidos es de origen árabe. “NINGUNO de los DETENIDOS son de NACIONALIDAD ÁRABE. Los RUMORES son FALSOS”, señalan en su cuenta de Twitter.