Policias locales de València denuncian retrasos de una hora en los servicios de la grúa municipal

El Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) de València denuncia que el recorte de grúas del servicio municipal desde finales de octubre, al pasar de 20 a 15 vehículos en días laborables, empieza a perjudicar a los usuarios. La reducción de vehículos está provocando retrasos de mas de una hora en el servicio de grúa municipal. El efecto inmediato es la espera a la que se ven sometidos los ciudadanos cuando requieren este servicio por coches aparcados en doble fila o en vados.

El personal de la grúa propondrá paros parciales los lunes y viernes por la mañana para protestar por esta situación y no descartan hacer huelga indefinida por los últimos despidos. En este sentido, SPPLB denuncia “la dramática situación que se está viviendo en la empresa Pavapark actual concesionario del servicio de grúa municipal”. La organización ha criticado que “los policías locales en la calle no pueden prestar el servicio con las debidas garantías al fallar un medio esencial para vigilar y regular el tráfico en la ciudad, como es el servicio de grúas”.

Desde el Ayuntamiento de Valencia se asegura que en la próxima adjudicación de este servicio se podría establecer un límite de límite de espera para una recogida 30 minutos. Mientras, el sindicato reclama al consistorio que se haga cargo del servicio y de la gestión “hasta que se pueda derivar en una nueva empresa o volver a prestarlo como un servicio municipal”. Los recortes y despidos del servicio de grúa se han producido después de que el Ayuntamiento haya acordado finalizar el contrato con la actual empresa, que se hará cargo del servicio hasta que se adjudique el nuevo concurso.