Presentan proyecto para detectar prevalencia de la hepatitis C entre la población de La Marina Baixa

El Departamento de Salud de la Marina Baixa, en colaboración con el Servicio de Salud Pública de Benidorm y el Centro de Salud de Callosa d’En Sarrià, ha lanzado un proyecto piloto de cribado poblacional cuyo principal objetivo es determinar la prevalencia de anticuerpos de hepatitis C en la población general.

Con esta iniciativa se pretende conocer la prevalencia real de la hepatitis C en una zona de salud concreta con una población de alrededor 10.000 personas, para lo cual se plantea realizar un cribado poblacional en el grupo de edad de 25 a 70 años. “Además de conocer la prevalencia real del virus de la hepatitis C en la población general, queremos recoger las variables sociodemográficas que se asocian con la infección por dicho virus”, afirma el doctor Antonio García Herola, jefe de sección de Aparato Digestivo del Hospital Marina Baixa de Villajoyosa.

El proyecto va a invitar a participar en el estudio a todas las personas de estas edades mediante el envío de cartas a los domicilios. “La prueba es un test único de detección de anticuerpos que, mediante una punción en el dedo, arroja resultados de manera instantánea”. Además, a los pacientes positivos, se les enviará una carta para citarles en las consultas de Aparato Digestivo del Hospital Marina Baixa con el fin de confirmar o no la presencia de la hepatitis C y ofertar posibles tratamientos”, explica el doctor García Herola.

Además de todo esto, el proyecto permitirá obtener datos sobre la prevalencia real de la infección por el virus de la hepatitis C en nuestro medio que podrán dar lugar a nuevos programas más amplios a nivel nacional.

La detección precoz, una asignatura pendiente

Este proyecto, pionero en nuestro país, favorece la detección precoz del virus, una de las asignaturas pendientes en el abordaje de la hepatitis C. “La enfermedad se caracteriza por una evolución silenciosa que puede dar lugar al desarrollo de hepatitis crónica, cirrosis hepática, cáncer de hígado e, incluso, la muerte. Por ello, la detección precoz de esta infección permite frenar la evolución de la enfermedad y los efectos que ésta produce mediante la instauración de tratamientos”, afirma el doctor García Herola.

En este sentido, la iniciativa cobra mayor importancia gracias a los nuevos tratamientos disponibles en la actualidad frente a este virus. Según el doctor García Herola, “disponemos de nuevos fármacos que consiguen la eliminación del virus en la práctica totalidad de los pacientes, con tratamientos muy cortos, por vía oral, y sin apenas efectos secundarios. Por ello, la detección de esta enfermedad se hace imprescindible para poder tratarla y curarla definitivamente. Se trata de la erradicación de una enfermedad que produce efectos muy graves, incluso la muerte, que son fácilmente evitables en estos momentos”.