Sucesos

Prisión para el detenido por incendiar la casa de su expareja en Albal

VALÈNCIA, 4 May. (EUROPA PRESS) – El Juzgado de Instrucción número 3 de Catarroja, con competencias en violencia sobre la mujer, ha ordenado prisión provisional, comunicada y sin fianza para el detenido como presunto autor del incendio de la casa de su expareja, a la que tenía prohibido acercarse, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

La jueza le imputa un delito de quebrantamiento de medida cautelar de violencia de género e incendio con riesgo para las personas. El arrestado, de 48 años y que fue localizado en Xeraco el pasado miércoles, supuestamente incendió la casa de su pareja en Albal (Valencia) el domingo anterior, momento desde el que estaba siendo buscado por las fuerzas de seguridad.

El fuego se declaró sobre las 16.30 horas del domingo en un piso de una vivienda de la calle Acequia de Favara en Albal, en el que residía la mujer junto a sus dos hijos, que en el momento de la explosión no se encontraban en el domicilio.

La pareja estaba en trámites de separación y presuntamente había recibido amenazas de él, según informaron entonces fuentes de la investigación. Momentos antes de la explosión, testigos declararon que vieron al hombre por la zona, pese a contar con una orden de alejamiento que le impedía acercarse a ella.

El incendio no causó heridos, pero sí afectó a parte de la vivienda y a otras colindantes, así como a varios vehículos que estaban aparcados en la calle, según informaron Bomberos del Consorcio Provincial de Valencia. De hecho, según el alcalde, Ramón Marí, la mayoría de los vecinos no durmieron esa noche en sus casas porque el edificio necesitaba ser ventilado y a los residentes del inmueble superior se les ofreció un hotel para la noche siguiente.

El juzgado investigaba a esta persona por un delito de malos tratos psíquicos habituales después de que el pasado 28 de marzo fuera puesto a disposición del juzgado para la celebración de un juicio rápido por esos malos tratos, aunque la vista no llegó a celebrarse porque las partes solicitaron la práctica de más diligencias.

El juzgado las acordó y dictó una orden de protección con medidas civiles y penales, entre estas últimas, la imposición al supuesto maltratador de una orden de alejamiento. El Juzgado ha citado a varios testigos, que deberán comparecer próximamente, según las mismas fuentes.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close