Prohíben cortar la cola de los perros sin excepciones

El Pleno del Congreso de los Diputados ha dado luz verde al Convenio europeo de protección de animales de compañía, por el que se prohíben las intervenciones quirúrgicas cuyo objeto sea modificar su apariencia como el corte de cola, orejas, sección de cuerdas vocales y extirpación de uñas y dientes, sin excepciones.

El Congreso ha ratificado el Convenio con la enmienda del Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, por la que se suprime la reserva al artículo 10.1 a) del citado convenio, que “prohíbe las intervenciones quirúrgicas cuyo objeto sea modificar la apariencia de un animal de compañía o conseguir otros fines no curativos y, en particular, el corte de la cola”.

Esta enmienda, incorporada en el informe de la ponencia y que fue rechazada después por la Comisión, suprime la salvedad introducida por el Gobierno al citado convenio, por la que no quedaba prohibido cortar la cola a “cachorros de razas cazadoras o sus cruces, y en los casos en que su aptitud y por su actividad puedan sufrir lesiones en la misma y nunca por razones exclusivamente estéticas”.

Además, esta reserva, que ha quedado ya suprimida, estipulaba que esta intervención “deberá realizarse con objeto de evitar futuros daños en el animal, exclusivamente por un veterinario colegiado, y bajo condiciones de esterilidad y con el paciente anestesiado y anelgesiado”.

El convenio, entre otras medidas, también regula la edad mínima necesaria para adquirir un animal de compañía y prohíbe la venta a personas menores de 16 años sin el consentimiento expreso de sus padres o de las personas que ejerzan la patria potestad.

Asimismo, esta norma regula la utilización de los animales de compañía en publicidad, espectáculos, muestras, concursos y manifestaciones similares, y prohíbe la administración de tratamientos o sustancias que aumenten o reduzcan su rendimiento normal.

Además, el convenio establece las condiciones que deben concurrir para sacrificar a un animal de compañía, así como los métodos que habrán de aplicarse.

Este convenio será votado también en el Senado. En caso de que haya discrepancia, se constituye una Comisión Mixta que presentará un texto para votarlo en ambas Cámaras. Si no se aprueba, decide el Congreso por mayoría absoluta.