Raúl y Roger ayudan al @LevanteUD a ganar la batalla de Zaragoza, por @DANIH069

DANI HERMOSILLA 

 

Un gol de ‘pillo’ de Roger y una descomunal tarde del guardameta vasco Raúl Fernández ha sido suficiente para que el Levante UD se dispare en la clasificación. El guardameta sacó balones que se colaban, estuvo seguro y fue decisivo. El delantero logró en La Romareda su vigésimo quinto gol de esta campaña. Nuevamente, un gol decisivo. Un nueve que marca y un portero que para, la pócima perfecta de un equipo ganador.

El Levante UD no para de ganar. Los partidos se repiten, las circunstancias pueden variar, pero sus constantes vitales son extraordinarias. Medir los tiempos, jugar con cabeza, aprovechar las ocasiones y tener la puerta a cero. Ese fue, una vez más la hoja de ruta del equipo. Ya no lo podemos esconder. Si el Cádiz no gana, la distancia se irá a 15 puntos, una ventaja descomunal, se me antoja que decisiva (que no definitiva)

Roger, el ‘killer’
No fue un gran partido, una vez más, pero todo el mundo sabía que la de Zaragoza iba ser una batalla de armas tomar. Como decíamos antes, en el fútbol dicen que quien tiene un ‘9’ goleador tiene avanzado buena parte de sus objetivos. Y no les falta razón. Roger Martí es esta temporada ese jugador franquicia, ese futbolista que hace el gol importante, decisivo, el que da puntos, el que desenmaraña partidos igualados.

El único tiro a puerta del Levante en la primera parte fue gol. Cierto que hubo oportunidades, y que el de Torrent estuvo en todas ellas. Pongamos por caso el ‘9’ de enfrente. A Angel lo conocemos de sobra por estos lares. Un buen futbolista que no tuvo suerte en Orriols, pero que le sobra calidad. Por no hablar de Manu Lanzarote. Su pegada y gol estupendas. La diferencia en la clasificación, abismal. ¿Donde reside todo? El bloque y el estado de ánimo, también. 4 tiros a puerta del Zaragoza, ningún gol. Uno del Levante, gol. De pillo, de nueve, de maestro de las áreas, de artillero. Adelantándose a portero y defensas. Al centro de Morales, pillería del de Torrent, como si jugara en el patio del colegio.

Seguimos con Roger. Antes del gol, se atrevió con una tijera en el punto de penalti. Ligeramente desviada. La batería de recursos empieza a tomar mucho cuerpo. En el banquillo espera Juan Muñoz y Casadesús. Mientras el valenciano defina de esta manera, pero además pelee todos los balones, disponga de esa capcaidad de desborde… me parece que no hay debate

Seamos sinceros, el Zaragoza pudo haber marcado en el primer tiempo. Un balón a la cruceta, un gol (bien) anulado a Feltcher, por fuera de juego, un lanzamiento de Manu Lanzarote de falta, y un excelente control de Angel que acabó con paradón de Raúl, sufiente bagaje. Pero, a pesar de ello, el Levante no padeció en exceso. Fue una primera parte abierta, de juego ofensivo.

Lo decía esta semana Felip Bens, el partido es el más ‘fácil’ de los últimos. Porque el Zaragoza juega —y deja jugar—, porque el conjunto aragonés no deja de ser un equipo de primera jugando en segunda, que ha errado con la transición. Algún día se le reconocerá el mérito a Tito, como en su día le dimos el valor al tándem Manolo-Luis García.

Pero este Levante tiene un juego práctico, como una máquina engrasada preparada para no fallar. Optimiza al máximo su juego. No abruma a sus rivales con posesión de balón. Ni siquiera es un equipo de cambios de ritmo. Lo que sí hace el Levante es llevar una velocidad de crucero que machaca a sus rivales a cámara lenta, pero de forma efectiva.

Apretón del Zaragoza tras el descanso
La segunda parte fue un monólogo ofensivo del Zaragoza. Le va la vida en ello, para engancharse a la lucha por el ascenso. El Levante, como dijo su entrenador, debe administrar su ventaja. Ganar es pegar un golpe de autoridad.

Le metió mucha fuerza y tensión al juego el Real Zaragoza. La Romareda resultó un tanto desquiciado. Las vías de agua en el Levante se acumulaban las vías de agua. Xumetra y Lanzarote volvieron a tener el empate. Mención especial a Raúl Fernández, muy seguro bajo palos. Al portero vasco los problemas le vienen cuando su equipo domina el juego y ha de salir de la portería. Providencial cuando en el tiempo añadido sacó con los piés un balón a bocajarro de Dongou. Espectacular.

Pudo marcar también Roger, pero al Levante le cuesta cerrar los partidos y marcar el segundo. Se mueve bien en esa frontera de presión del marcador. Los cambios de Muñiz van en la nueva linea de nadar y guardar la ropa. Dos defensas, por dos centrocampistas. Ahí es nada. Lo importante, tener clara tu función. Y ahora el técnico, con toda la plantilla, tiene mucho donde elegir.
ALINEACIONES

REAL ZARAGOZA:
Irureta; Jesus, Fran, Cabrera, Rolf Feltscher, Cani, Manu Lanzarote (Edu García, 70), Ros (Edu Bedia,78′), Xumetra (Dongou, 78′) , Zapater y Angel.

LEVANTE UD
Raúl; Pedro López, Rober Pier, Sergio Postigo, Toño; Natxo Insa (Chema, 88), Espinosa (Jefferson Lerma, 73), Jose Campaña; Morales, Jason (Abraham, 65) y Roger

Arbitro: Eiriz Mata
Tarjetas amarillas :

Zaragoza: Manu Lanzarote,

Levante: Toño (acarrea sanción)
Estadio de La Romareda: tarde lluviosa y césped resbaladizo