Sale a la luz el origen de la filtración del boceto de la falla municipal: “Joder a Fuset”

Este miércoles a última hora de la noche las redes sociales se convertían en el punto que daba origen a la filtración de uno de los bocetos de la que será la falla municipal de 2018 y cuyo boceto oficial definitivo será presentado este viernes.

Concretamente, era a través de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp la forma en que se centró la filtración del monumento planteado por los artistas falleros Latorre y Sanz y que cuenta con la colaboración del diseñador Okuda.

Junta Central Fallera (JCF) había convocado a los medios a la presentación oficial de los bocetos de las fallas municipales para 2018 cuyo acto se celebrará este viernes 26 a las 19 horas en el Palacio de la Exposición.

Por tanto la intención de ‘reventar’ este momento con la difusión del boceto apenas un día antes del evento es más que claro. Ha sido el propio presidente de JCF, Pere Fuset, quien ha dado a conocer públicamente a través de su Facebook el origen, pero sobre todo, el motivo de la filtración: “Joder a Fuset” o “reventar el acto a Fuset”, tal como ha corroborado sus palabras con un pantallazo de una conversación de WhatsApp en la que se aprecia parte del boceto y el hecho de insistir de pasarlo “sólo por WhatsApp”.

Ante ello, Fuset se mostraba tajante: “¿Joder a QUIÉN? con mensajes como estos anoche algunas personas filtraron por diversos whatsapps una foto cutre y no autorizada de un apunte de la falla municipal de 2018 (el real se presenta mañana) al cual solo tuvo acceso el jurado fallero independiente y la fedataria pública, los propios artistas y un concejal del PP y su asesor que lo exigió de manera insistente atendiendo a su derecho de transparencia.
A las filtraciones les acompañaba siempre un texto tan triste como éste. “A pasarlo, vamos a joder a Fuset”. Si esa gente quisiera las fallas sería consciente que a quien se está fastidiando cada vez que se hacen cosas como éstas es a las fallas y ahora especialmente a sus artistas. Lo reitero. No todo vale para tratar de hacer daño por pura ideología política cuando quien lo paga es la propia fiesta. Toda ella, sin distinciones de colores. Hay gente que hace tiempo que ha sobrepasado los límites. Ni rumores, ni trolas, ni mentiras ni filtraciones. Que se lo hagan mirar”.

Y es que como es evidente la filtración no ha sentado nada bien en el gobierno municipal que buscan entre quienes han tenido acceso a estos documentos y que pueden haber participado en su difusión.