Sancionan a un médico de Murcia por diagnosticar a una paciente que estaba “mal follada”

El pasado mes de septiembre, la joven Patricia López acudía a la consulta del Doctor Ramón Gallego en el municipio de Llano de Brujas en Murcia tras sufrir un desmayo. Para sorpresa de la joven universitaria el informe médico reflejaba que el problema que sufría era debido a que no tenía suficientes relaciones sexuales.

Ante ello, Patricia decidía hacer público el informe a través de su muro de Facebook donde detallaba lo sucedido:.

“Quiero contar lo que me ha sucedido en el médico para aquellos que seáis de Llano de Brujas que estéis informados de esta situación. Ayer yo por los nervios tuve un desmayo, el trato en el Hospital Reina Sofía fue excelente pero esta mañana al ir al médico de cabecera me he encontrado con un indeseable, la verdad.
Era la primera vez que me atendía este médico, me ha ofrecido un cigarrillo y lo he rechazado. A él no le ha importado y se ha puesto a fumar en la consulta. Yo estaba en otro mundo después de la noche que he pasado en urgencias. Sin embargo, eso no ha sido lo peor. Lo peor ha sido cuando me ha dicho que no me iba a recetar lo que me habían mandado en urgencias porque me iba a poner gorda y ahora mismo tenía un tipazo, según él.
También me ha preguntado la edad de mi madre para saber si mi desmayo podría ser por problemas en mi casa, a lo que me ha respondido con una pregunta que quien estaba más buena, si mi madre o yo. (Os juro que mi mente estaba rota y no sabía si lo que me estaba diciendo era de verdad). Me hablaba como si estuviera con un colega suyo, y ya el colmo de los colmos es el que ha realizado un diagnóstico y su conclusión a mi problema es que estoy mal follada, tal cual y que si no era yo la mal follada sería mi madre…“.

A su publicación, donde la joven rogaba que se difundieran los hechos asegurando que el “sujeto ya acumula varias denuncias pero lo suspenden de empleo y sueldo y luego vuelve al centro de salud”, acompaña una foto del diagnóstico en el que aclara que pone “no bien follada” como el diagnóstico del doctor a los males de la joven.

Siete meses después, en los que el médico ha seguido ejerciendo, el Servicio Murciano de Salud ha decidido sancionar al doctor Ramón Gallego Navarrete con dos años de suspensión de empleo y sueldo. No obstante esta decisión no está cerrada, ya que el especialista ha recurrido a la resolución de este último expediente.