Sandra Gómez advierte a Ribó que la Policía Local no multará a los coches que aparquen en el Carril Bus

La primera teniente alcalde del Ayuntamiento de Valencia, y portavoz del gobierno municipal así como del grupo socialista, Sandra Gómez, ha reprochado este lunes al alcalde Joan Ribó la suspensión del aparcamiento del carril bus en muchas zonas de la ciudad sin contar con el apoyo de los socialistas, sus principales socios de gobierno.

Gómez ha hecho saber al alcalde que no va apoyar la medida tomada unilateralmente por el edil de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, que afectará a más de 2.000 plazas de aparcamiento, además de acotar las zonas y horario para poder estacionar en el carril bus.

Con ello, la líder socialista municipal ha dejado claro que la Policía Local, gestionada por Anaïs Menguzzato, no multará a los vehículos que aparquen en el Carril Bus por la noche pese a la prohibición que ha levantado críticas no sólo de la oposición, sino también de la asociación de vecinos y hosteleros.

Así se lo ha transmitido Sandra Gómez al propio Ribó tras una reunión en la que le ha expresado su malestar por no contar con su aprobación y le ha instado a la necesidad de un consenso social antes de que se aplique la medida, que como anunció Grezzi entra en vigor el próximo lunes.