Sonia Castedo se sentará en el banquillo por favorecer, presuntamente a Ortiz con el PGOU

Tras casi siete años de instrucción, el juez que investiga las supuestas irregularidades en la tramitación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alicante ha procesado a los exalcaldes Luis Díaz Alperi y Sonia Castedo, ambos del PP, y al empresario Enrique Ortiz por los presuntos delitos de tráfico de influencias, cohecho e información privilegiada.

Castedo se sentará en el banquillo por beneficiar, presuntamente, al empresario Enrique Ortiz durante sus años como alcaldesa de Alicante en lo que se conoce como Caso Brugal.

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Alicante, Manrique Tejada, ha dictado un auto de procedimiento abreviado tras concluir que existen indicios de que Alperi y Castedo favorecieron los intereses del empresario Enrique Ortiz en el diseño del PGOU de la ciudad.