Sube el recibo de la luz en plena ola de frío en España

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha señalado este miércoles que la escalada de precios en el mercado eléctrico mayorista encarecerá el recibo de la luz en unos 100 euros al año. Así lo ha manifestado el ministro en declaraciones en la cadena Cope, donde Nadal ha apuntado que, con los niveles de precios actuales, que se encuentran en máximos desde 2013, el recibo eléctrico puede costar “unos 100 euros más al año”.

Nadal ha argumentado que esta subida de precios en el mercado mayorista eléctrico se debe a varios factores. Por un lado, que cuánto más frío, más electricidad se consume y mayor demanda hay, “por lo que se tiene que producir con medios más caros”. Junto a eso, han influido los mayores precios en Francia, que tiene parte de su parque nuclear parado, y que “ha comprado electricidad más barata encareciendo nuestros precios”.

Álvaro Nadal también ha recordado los “problemas” meteorológicos y la subida del precio del crudo tras el acuerdo de la OPEP. “No ha llovido prácticamente nada, y la electricidad más barata se produce con agua. Tampoco ha hecho viento”.

La ola de frío que afecta a España ha llegado con los precios de la luz en su nivel máximo. Así, de media, el megavatio-hora (MWh) se venderá este miércoles a 78,8 euros superando los 90 euros en esas horas de la tarde de mayor consumo, de 19 horas a 22 horas, según consta en la web de OMIE. Estos precios que marca el mercado mayorista eléctrico suponen algo menos de la mitad del recibo de la luz, alrededor del 35 %, que pagan unos 25 millones de consumidores en España. El resto son los denominados peajes, que fija el Gobierno, y los impuestos.

Se trata de la segunda subida del precio de la luz más cara de la historia, tan solo por debajo de la que tuvo lugar entre enero y marzo de 2012, según datos de Facua. En concreto, con las tarifas en la primera quincena del año, un usuario medio pagaría 84,57 euros mensuales, impuestos incluidos, tan solo por debajo de los 88,66 euros del recibo de entre enero y marzo de 2012.

El pasado diciembre, la factura del usuario medio se situó en 80,23 euros, según los datos de Facua, que realiza el estudio a partir de la tarifa regulada (PVPC) aplicada a domicilios cuyos contadores aún no tienen la tarificación por horas. El perfil de usuario que utiliza la asociación es uno con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y un consumo mensual de 366 kilovatios hora (kWh) mensuales, la media.

En cuanto al precio de la energía consumida, el kWh está en sus niveles más altos desde julio de 2013, cuando se situó en 14,07 céntimos antes de impuestos (17,90 céntimos, ya incluidos). El máximo histórico fueron los 16,81 céntimos (20,85 céntimos, con impuestos) de entre enero y marzo de 2012. En los primeros quince días de enero se ha situado en una media de 13,96 céntimos (17,75 céntimos, con impuestos), según los datos de la asociación.