Sudáfrica detiene la venta del Ford Kuga tras quemarse 39 coches fabricados en Almussafes

La marca de vehículos Ford ha pedido a los propietarios de su modelo Kuga 1.6 en Sudáfrica que devuelvan sus vehículos a sus concesionarios, después de que al menos 39 coches de este modelo se hayan incendiado en las últimas semanas mientras circulaban por el país austral.

El incendio repentino de vehículos Ford Kuga causó la muerte de una persona en Sudáfrica. Reshall Jimmy de 33 años, que moría el pasado mes de diciembre calcinado dentro de su Ford Kuga, después de que el automóvil se incendiara por un problema eléctrico.

“Anunciamos una retirada voluntaria por motivos de seguridad de los Kuga 1.6 afectados”, ha anunciado el director general de Ford Sudáfrica, Jeff Nemeth, durante una rueda de prensa en Pretoria.

Dicha retirada afecta a más de 4.500 vehículos, fabricados entre diciembre de 2012 y febrero de 2014 en Almussafes.

Según Nemeth, el fuego en los vehículos se produce por el calentamiento excesivo del motor, por lo que Ford Sudáfrica revisará el sistema de refrigeración, el software y los cilindros de los automóviles que retire, para devolverlos después a sus dueños si se resuelve la deficiencia.

El incendio de este modelo de Ford es un fenómeno casi exclusivo de Sudáfrica, según explicó la compañía, que está investigando las razones.

El incremento de los incidentes coincide con la subida de las temperaturas en el país africano, que habría contribuido a agravar la “falta de circulación refrigeradora” que podría estar detrás del problema.

El hecho de que los vehículos afectados hayan quedado calcinados dificulta los trabajos para identificar el error, según explicó Nemeth, quien informó de que quince vehículos de este modelo han sido enviados a plantas de Ford en Europa para que se estudie dónde está el fallo.

Ford Sudáfrica anunció a los afectados una compensación y un vehículo de cortesía en el momento en que dejen su Kuga en el concesionario.

En octubre del año pasado, Ford retiró de las carreteras de Estados Unidos más de 400.000 vehículos del modelo Ford Escape, la versión estadounidense del Kuga, debido a fallos en el motor.