Un sevillano mata a sus hijos de 4 y 5 años para vengarse de su pareja tras el divorcio

Sergio Oliva, de 38 años, ha sido detenido por haber matado, presuntamente, a sus hijos de 4 y 5 años, en Alemania donde reside.

Oliva, de origen sevillano, pasaba el fin de semana con sus hijos en su domicilio de Aurich, a unos 25 kilómetros de Stuttgart. Su exmujer, Yulia Lantrukh, de 34 años, y de nacionalidad rusa, se encontró con la dantesca escena. Los menores yacían en el suelo después de que su padre les golpeara en la cabeza con una piedra y les acuchillara, mientras que el parricida, que estaba junto a un charco de sangre, intentó autolesionarse.

La pareja vivía separada desde hacía unos meses, pero él nunca lo aceptó. La mujer fue hasta la casa de su exmarido un día antes de lo previsto, ya que “temía” que Sergio pudiera a los niños porque, en una ocasión, durante los trámites de separación, la había amenazado con hacer lo mismo que José Bretón, condenado por matar a sus dos hijos.

El presunto parricida, según el Diario de Sevilla, se encuentra hospitalizado bajo custodia de la Policía en el área de salud mental de un centro sanitario alemán, en el mismo centro donde su exmujer también está ingresada, con una profunda depresión.

La Fiscalía ha decretado la prisión preventiva del sospechoso, que no cuenta con antecedentes policiales en Alemania, ante la acumulación de evidencias en su contra.

Foto: Diario de Sevilla