BloggersJosé Antonio Sorzano

Por una banca pública necesaria, por @JoseSorzano

José Antonio Sorzano Escavy

Periodista y Abogado

Foro de Opinión: José Luis Sampedro

      Hace unos días cuando entré en una oficina de Bankia, y vi como casi me cobran una comisión simplemente por respirar el aire del interior de esta sucursal bancaria, me vino a la cabeza la necesidad cada día más imperiosa, de que el Estado vuelva a restaurar una potente banca Pública, supervisada directamente por él mismo, como así lo fue e hizo antaño.

Me hace mucha gracia cuando algunos “gurus” de la banca privada y la economía de España, ponen el grito en el cielo cuando simplemente muchos analistas económicos ponen sobre el tapete  la posibilidad de reinstaurar una banca pública,  ante ese auténtico desmadre y abuso  existente y practicado actualmente por el sistema bancario privado español.

Además, tales “gurus”, siempre suelen ser esos mismos que apoyados siempre por la patronal bancaria y el IBEX-35, y cuyos ingresos no bajan nunca de los casi 200.000 euros anuales de sueldos, siempre nos suelen cantar la misma milonga argentina pero en este caso sin bandoleon y a palo seco.

Y sí,  con más morro que espalda, como si los españoles no hubiéramos superado aún  el sopor y niveles de jilipollez a los que nos han tenido acostumbrados últimamente estos monstruos de las finanzas españolas pertenecientes a esa misma y cutre oligarquía económica española, nos siguen hablando y vendiendo la burra  respecto de las excelencias del actual sistema bancario  privado, así, como no, de las catastróficas consecuencias que se nos vendrían encima de volver a instaurar en España, un nuevo sistema financiero mixto donde pudieran coexistir competitivamente en una economía libre de mercado, unos sectores bancarios privados y públicos potentes, como así funcionaban años atrás.

Tales “gurus”, como pueden ser en parte el actual gobernador del Banco de España, por cierto, nuevo “gran amigo de los pensionistas”, el ínclito ,Luis Maria Linde; así como el presidente de la patronal bancaria  AEB, Jose Maria Roldan y, como no, el “dedocratico” presidente de Bankia , Jose Ignacio Goirigolzarri, íntimo amigo de su padrino y mentor en el cargo, el ilustre,honesto y honrado Rodrigo Rato, son tres personajes a los cuales se les ponen los pelos como escarpias de solamente pensar en el posible renacimiento de un potente sector público bancario, apoyado y controlado directamente por el Estado.

Y es que claro, independientemente de los casi 200.000 euros de sueldos anuales que se mete cada uno en sus bendecidas “bolchacas”, esta  oligarquía  o casta económica de siempre, se ha beneficiado  directamente por el sistema del amiguismo del birli birloque, de más de 60.000 millones de euros a “fondo perdido” , que les ha regalado el Sr. Rajoy, provenientes de los impuestos de todos nosotros los españolitos de a pie, a cuenta del “cuento” del mal llamado rescate bancario.

Por cierto, “rescate” de una banca privada regida por unos consejos de administración, cuyos consejeros están cobrando sueldos oscenos, estrafalarios y estratosféricos a cuenta, en parte, de esos 60.000 millones de euros sacados de los esquilmados bolsillos de todos nosotros. Y eso por no hablar, y no me cansaré de repetir, de los más de 90.000 millones anuales defraudados por esta misma oligarquía financiera y empresarial, según los cálculos efectuados por las propias asociaciones de técnicos e inspectores de Hacienda. Pero eso sí, mientras tanto, ellos celebrando algunos consejos de administración en sitios tan exóticos como la India, Shanghai, Dubai o Ibiza, según cuenta magistralmente en su libro que aquí recomiendo, “La gran Estafa de las Preferentes”,  de Andreu Misset.

Estafa bancaria que afectó a casi un millón de pequeños ahorradores, cuya mayoría firmó la letra pequeña, sin saber lo que firmaba, según la práctica habitual, aun vigente, de toda esta pandilla de estafadores. Pero lo más grave del caso, fue que dicha estafa se perpetró con la por entonces aquiescencia, beneplácito y visto bueno de los órganos de control oficiales al respecto, como eran el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV, y el propio ministerio de Economía.

Y yo me pregunto? Es toda esta colla de encorbatados genios de las finanzas, mangantes de profesion, tipo Miguel Blesa, que quebró a Caja Madrid, los que nos tienen que decir a estas alturas lo que económicamente le conviene a España? Todo esto, cuando estoy más que seguro que mi propia abuela Petro, con su economía doméstica de las gallinas que entran por las que salen, llevaría las cuentas de este país con mayor acierto, honradez y eficacia que esta pandilla de malhechores engominados, perfumados y de guante blanco.

Para una mejor comprensión del problema, sin ninguna connotación ni nostalgia ni política, por supuesto, cabria aquí recordar aquel potente sector bancario público auspiciado en tiempos del dictador Franco, donde una banca pública amparada por aquel entonces por la Ley de Ordenación Bancaria de 1946, dio pie y pábulo a una solvente banca oficial como fue el Banco Exterior de España; la Caja Postal, el Banco Hipotecario, el Banco de Crédito Local, el Banco de Crédito Industrial, el Banco de Crédito Agrícola, el banco de Crédito a la Construcción , el ICO, etc. Entidades financieras públicas que ayudaron en gran medida al desarrollo del país y que acompañadas de las fundacionales Cajas de Ahorros, que se cargaron los chorizos de turno, competían sin ningún problema con la potente banca privada de aquel entonces: el Banco Español de Crédito, el Banco de Santander, el Banco de Bilbao, el Banco de Vizcaya, el Banco Popular, el Banco Hispano Americano, etc. Siendo la única diferencia entre ambas políticas financieras, que las de la banca oficial se aprobaban en el Consejo de Ministros, según las necesidades y carencias reales del país, mientras que las de la banca privada se aprobaban en los consejos de administración de los oligarcas y banqueros privados, pero siempre libremente a remolque de las decisiones tomadas por la banca oficial, para así indirectamente no tener que perder el ritmo competitivo de la “comba financiera” marcada por el Estado.

Finalmente, no seré yo, como buen europeísta convencido totalmente alejado del mundo comunistoide o fascistoide, el que satanice jamás un sistema de leal competencia en una economía libre de mercado. Ahora bien, precisamente por ese motivo, soy de los que piensan que el Estado a través de esos mismos mecanismos de libre competencia bancaria, debería de aplicar con el dinero de nuestros impuestos, los instrumentos o medidas necesarias y adecuadas mínimas para el perfecto mantenimiento del “Estado del Bienestar” de todos los ciudadanos por igual. No es posible, por ser un auténtico disparate sinsentido, que tengamos a casi diez millones de pensionistas a “pan y agua”, mientras que se le regala a fondo perdido, 60.000 millones a toda esta panda de señoritos golfos de la oligarquía económica española, para que sigan campando a sus anchas haciendo y deshaciendo a su antojo lo que les sigue saliendo de sus reales atributos genitales. A todo esto, sin que la clase política diga ni “MU”. O acaso, me pregunto yo, si esta especie de “omerta” o ley del silencio político, no vendrá condicionada por la posible redención de los pecados a través de las gabelas  futuras que los politiquillos de turno, sean del partido que sean, esperan conseguir a través de las llamadas puertas giratorias? O bien, como en una ocasión dijo el cómico Moncho Borrajo: “no será este el gran pacto permanente entre los macarras que mandan y las putas que obedecen?” . No sé, no sé, pero al final todos sabemos quién es quién, así como quienes son los que siguen mandando realmente en este país llamado España, a la hora de poner finalmente el consabido CAZO. El otro día cuál no fue mi sorpresa cuando me pasaron un informe confidencial que decía que el 80% de los ex altos cargos públicos de sub secretario a ministro, pasando por los secretarios de Estado, tanto del PSOE como del PP, todos ellos estaban debida y cómodamente enchufados tanto en las empresas públicas como en las del IBEX-35. Veremos por tanto, lo que hacen los que llegan una vez  toquen el PODER igualmente.

Y a estos “gurus” de la economía contrarios a la banca pública, simple y humildemente les recordaría que en Alemania funciona perfectamente la VOB o Asociacion de Bancos Públicos Alemanes, que agrupa a 32 entidades, con una cuota de mercado del 25%.

Que  Francia tiene dos importantes entidades financieras públicas, como son la Caisse des Depots y la Banque Postale, dedicada casi exclusivamente a conceder créditos al consumo a casi 12 millones de clientes.

Que Italia posee el Banco Posta, la Caja de Depósitos y Prestamos y el Fondo Estratégico Italiano, mayoritariamente propiedad del Estado.

Que en Suiza, existen 24 bancos cantonales que vienen a suponer  el 13% de los activos bancarios de todo el país.

Que en los países nórdicos podríamos reseñar a Nordea como unos de los diez bancos más rentables e importantes de toda Europa, fruto de la fusión de varias entidades financieras de Noruega, Finlandia, Dinamarca y Suecia.

Que en Holanda existe el potente BNG holandés , Banco Nederlanse Gemeenten, así como el NWB, Nederlanse Waterschapsbannk.

Y por último, que incluso podríamos mencionar al  BND o Banco Publico de Dakota del Norte en EE.UU. Uno de los más dinámicos del país. Y ejemplo bancario seguido en estos momentos en 20 estados mas de la Unión.

Dicho lo cual, simplemente les diría a estos “gurus” de la vetusta, cutre y desfasada oligarquía financiera española que “a otro perro con ese hueso”, cuando intenten convencernos de nuevo de que la tierra es cuadrada.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close