Scotland Yard confirma que el atropello en una mezquita de Londres es un atentado terrorista

Al menos una persona ha perdido la vida y otras 10 han resultado heridas tras el atropello múltiple de una furgoneta a un grupo de personas esta noche cerca de una mezquita situada al norte de Londres. La Policía Metropolitana acaba de confirmar a través de Twitter el fallecimiento de una de las víctimas.

La primera ministra británica, Theresa May, calificó hoy de “terrible” el incidente ocurrido a medianoche cerca de la mezquita de Finsbury Park, al norte de Londres, informó Downing Street.

De acuerdo con la Policía Metropolitana de Londres (Met), una persona ha sido detenida en el lugar de los hechos.

El Consejo Musulmán de Reino Unido (MCB) ha explicado que los transeúntes afectados, que se encontraban en la calle Seven Sisters, cuyo tráfico ha sido cortado, acababan de salir de la mezquita del parque Finsbury, donde se encontraban rezando por el Ramadán, cuando fueron arrollados deliberadamente. Esta fuente habló en un inició de «tres o cuatro» muertos, aunque por el momento la Policía solo ha confirmado uno.

El secretario del MCB, Harun Khan, ha condenado el atropello y ha expresado que se trata de una «violenta muestra de islamofobia». «Estoy en shock por los sucedido y siento rabia», ha afirmado.

En un breve comunicado, la jefa del Gobierno dijo que sus pensamientos están con las víctimas y sus seres queridos.

 

Foto: Captura TV

La Policía Metropolitana de Londres (Met) ha afirmado que el ataque ocurrido en la mezquita de Finsbury Park, al norte de Londres es un atentado terrorista de acuerdo a la metodología empleada.

En una comparecencia ante los medios, el subcomandante Neil Basu, de Scotland Yard, ha dado a conocer que, por el momento, se cree que fue un solo individuo el que arrolló con una furgoneta a fieles que acababan de finalizar sus oraciones en la mezquita y precisó que dos de los ocho hospitalizados están en “estado crítico”.

Ocho de los heridos están ingresados en tres hospitales de la ciudad, dos de los cuales se encuentran en “estado crítico”, y los otros dos fueron atendidos en el lugar de los hechos y ya han sido dados de alta. “Esto ha sido un ataque contra Londres y contra todos los londinenses y todos debemos permanecer juntos contra estos extremistas”, ha afirmado Basu.

La Met no descarta en estos momentos ninguna hipótesis y mantiene “una mente abierta independientemente de cuál haya sido el motivo” detrás de esta agresión”, señaló el agente. Por el momento, un hombre de 48 años, el supuesto agresor que fue retenido por una multitud después de perpetrar el ataque, permanece bajo custodia policial y “no se han identificado a otros sospechosos”, desveló Basu.