València reduce el tamaño de las terrazas en algunas calles del centro de la ciudad

El juzgado Contencioso-Administrativo 7 de València emitió en fecha 12 de febrero de 2007 sentencia en la que condenaba al Ayuntamiento de València, entonces gobernado por el Partido Popular, a “adoptar medidas precisas materiales para impedir que se siguiera produciendo la vulneración del derecho fundamental de los vecinos de las calles Ribera y Convento Santa Clara” en referencia al ruido derivado de las terrazas de los diversos establecimientos hosteleros de estas calles.

Después de diez años de esta sentencia, de tres informes policiales de los años 2008, 2012 y 2015, y de varias reuniones de la Policía Local de València con los propietarios de los locales, la concejalía de Espacio Público ha comunicado que aplicará la sentencia y las recomendaciones hechas por la policía al Ayuntamiento de València en estos años.

Además de las denuncias hechas en el juzgado Contencioso-Administrativo por parte del vecindario respecto al ruido, que tuvo como resultado la citada sentencia judicial; los informes policiales de los años posteriores detallan problemas de seguridad como la imposibilidad de entrada de los bomberos si se produjera una emergencia o la necesidad de reducir las terrazas en el paseo de Ruzafa por ser una vía de evacuación de los cines Lys (con 4.100 personas de aforo) y en la calle Martínez Cubells.

De esta forma, los diversos informes instan al Ayuntamiento de València a reducir a una sola fila de mesas y sillas las calles Ribera y Convento Santa Clara. Asimismo, se propone reducir de tres a dos filas el paseo de Ruzafa.

REUNIONES INFORMATIVAS CON LOS HOSTELEROS

El concejal de Espacio Público, Carlos Galiana, explicó que ha mantenido varias reuniones con representantes de la FEHV, en las que ha explicado todos los detalles de la actuación “con total transparencia y con antelación”. Además, Galiana explicó que ha entregado a los representantes de la FEHV toda la documentación (sentencia, informes municipales, etc…) que le habían solicitado.

Galiana ha incidido en que “el Gobierno de la Nau es un gobierno responsable, que aplica lo que dice la justicia”. Recordó que, de momento, el Ayuntamiento actuará en la calle Convento de Santa Clara, para cumplir las sentencias y garantizar el derecho al descanso de los vecinos y la seguridad, combinándolos con la existencia de terrazas, que continuarán existiendo en esta calle”.