Creadores de contenidosDeportesFútbol PressJordi SanchisPORTADA OFFICIALPRESSValencia CF Press

Victoria sin brillo de un Valencia efectivo (1-2), por @JordiSanchiss

Ganar a un rival inferior, el penúltimo del campeonato, sin jugar bien. Es lo que nos faltaba por ver de este Valencia CF, que sigue metiendo presión al Barça y, ahora mismo, consolida su candidatura al título liguero. Sin brillantez, sin hacer excesivos méritos por primera vez en toda la temporada, los tres puntos viajan hacia Mestalla. Son ya 7 victorias y la condición de invicto ya no es una anécdota cuando se supera la 10ª jornada. El mejor arranque en toda la historia del club es ya un hecho consumado.

Ser el equipo de moda tiene muchos aspectos positivos, y también su lado perverso. Los rivales esperan al Valencia con el cuchillo entre los dientes y las pinturas de guerra en la cara. El Alavés empezó imprimiendo intensidad y dureza, lógico. Soler no acababa de sentirse cómodo haciendo las funciones del sancionado Parejo, y los locales dominaron en el tramo inicial.

Pedraza convirtió su carril en una autopista sin peaje hacia la porteria valencianista. Una y otra vez ganó en carrera a Montoya, incapaz de parar al joven lateral izquierdo. Por muy poco sus internadas no le hicieron más daño a Neto, que estuvo seguro en todo momento, incluso en una falta bien ejecutada por el ex Munir.

Pero este Valencia va sobrado de convicción, es efectivo y tiene mucho gol. En el minuto 33, quizás sin merecerlo, sin haber creado apenas peligro, marcó. Balón que roba Andreas Pereira cerca de la línea de fondo y asiste a Zaza para que haga todo lo demás. El ‘killer’ italiano controla ante Alexis y medio cayéndose suelta un zapatazo con la derecha que se cuela como un misil tierra-aire en la meta de Pacheco. 0-1. Simone ya lleva 9 en la Liga, y ha anotado de manera consecutiva en las últimas 6 jornadas. ¡Impresionante!

El gol le sentó mal al Alavés, que decreció en su ímpetu y dejó de acercarse con la asiduidad anterior al área visitante. Peor todavía le sentó el descanso al Valencia, que saltó al césped en la seguna parte con una empanada de consideración. El empate se masticaba en al ambiente y no tardó en llegar.  Solo cuatro minutos habían transcurrido cuando Munir sacaba un córner y Alexis, otro ex, cabeceaba plácidamente entre tres jugadores blanquinegros para colocar el 1-1 en el marcador. La igualada era justa.

El barco comandado por Marcelino parecía que podía zozobrar por primera vez. Soler continuaba perdido, Kondogbia desparecido y solo los destellos de Pereira daban sensación de peligro en ataque. Incluso Guedes, que no desplegó su habitual repertorio, tuvo que ser sustituido totalmente desesperado ante la permisividad de González González, que no castigaba ni con faltas las acciones antirreglamentarias sobre él.

Con el Alavés envalontado en busca del triunfo, Gayà de cabeza rozó el segundo tras un preciso centro de Andreas. Pero inmediatamente después, Munir puso a prueba los reflejos de Neto. El Valencia lo pasaba mal, porque los blanquiazules se lo habían creído y estaban decididos a tumbar al equipo revelación.

Cuando peor lo pasaba el conjunto blanquinegro, el 1-2. Penalti por manos claras de Ely tras un remate de Rodrigo. El delantero, que portaba el brazalete de capitán, también asumió la responsabilidad del lanzamiento para adelantar nuevamente al Valencia. Ya son 6 en Liga. La celebración del capi, como ya hizo en Zaragoza, buscando en la grada a los aficionados desplazados hasta Vitoria. Bonito gesto.

Quedaba lo peor, aguantar más de 25 minutos el empuje local para salir victoriosos de un Mendizorroza enfervorecido. Se defendió y se sufrió al límite. Los centrales y un impecable Neto sostuvieron al Valencia, aunque todos trabajaron. Una vez más, emergió el gen competitivo implantado por el cirujano Marcelino para resistir el asedio.

El Alavés mereció más y el Valencia, muy gris, no tanto como se llevó, pero los tres puntos ya están añadidos en la clasificación, y la segunda posición se consolida. Como dijo Rodrigo tras el pitido final: “¿El techo?, el próximo partido”. Suma y sigue.

1. Deportivo Alavés: Pacheco, Vigaray, Alexis, R. Ely, Wakaso, Á. Pedraza, Tomás Pina (R. Sobrino, 80’), Manu, Dieguez, Munir (Bojan, 72’) y Santos.

2. Valencia CF: Neto, Montoya, Garay, Gabriel Paulista, Gayà, Kondogbia, Carlos Soler (Maksimovic, 86’), Andreas, Guedes (Lato, 76’), Rodrigo y Zaza (Santi Mina, 78’).

Goles: 0-1, min. 33: Zaza. 1-1, min. 49: Alexis. 1-2, min. 65: Rodrigo, de penalti.

Árbitro: José Luis González González, del Comité Castellano-Leonés. Amonestó a los locales Vigaray (22’), Santos (34’), Dieguez (75’) y Manu (85’); y al valencianista Gabriel Paulista (16’).

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close