La autopsia de Rita Barberá revela que la mató el hígado

Este domingo el periódico El Mundo ha publicado en exclusiva los resultados de la autopsia de Rita Barberá. Unos datos que revelan que la exalcaldesa de Valencia falleció por un “problema hepático” que le provocó un “fallo multiorgánico”. 

Según informa El Mundo, las conclusiones forenses tras el análisis de los tejidos confirman que tenía un grave problema de cirrosis, que era irreversible y que fue uno de los detonantes principales de su muerte. El informe clínico determina que padecía una ascitis (líquido en el abdomen) causada por una hipertensión en las venas que llevaban sangre al hígado, debida a la cirrosis que padecía.

Tras conocerse este informe médico las teorías que achacaban la muerte de la senadora a la campaña de acoso mediático desde que fuese imputada por un presunto delito de blanqueo de capitales, evidencian que Barberá no murió por estrés ni por presión.